Economía y Empresa, Marketing 


Comunicación incongruente

El marketing, en su forma de comunicación, está en todos lados. Los consumidores hace tiempo que nos dimos cuenta de esto, y los profesionales no se esfuerzan en disimularlo. Sabemos que comunicar es una herramienta fundamental para desarrollar nuestro negocio, producto, idea… Así que intentamos comunicar de todas las maneras posibles a través de todos los medios que están a nuestro alcance. Esta es la tónica general que impera a día de hoy. Pero, ¿lo estamos haciendo bien?

Cada vez existen más canales y más métodos de comunicación. Comunicamos en nuestras tiendas, en publicidad en las calles, en la televisión, en internet, en redes sociales, a través de personas o en eventos; comunicamos a través de mensajes, pero también de colores, olores, experiencias; comunicamos productos, pero también valores, objetivos, principios… Complejo, ¿verdad? Sí que lo es, y más aún cuando nos damos cuenta de que todas estas acciones que realizamos y que giran a través de un mismo elemento común (por ejemplo, un producto) tienen que tener un nexo de enlace, una unión entre ellos. Tienen que ser congruentes.

¿Estamos comunicando correctamente?

Y es que el precio a pagar por la incongruencia es muy caro. Puedes utilizar todos los medios imaginables, pero si tu mensaje no es todo uno, estarás perdiendo oportunidades, tiempo y dinero. No es difícil encontrar empresas en las que su imagen de marca nos transmite una cosa, sus productos otra, y su experiencia en tienda una tercera diferente (y no digamos si contamos también con una variante online, talón de Aquiles de muchas estrategias de comunicación, especialmente en lo referente a retailers).

¿La solución a este problema? Claridad y sencillez. Comunica poco, comunica claro, comunica directo. Más y más las estrategias de comunicación y publicidad se complican debido a la cantidad de elementos que tenemos que tener en cuenta. La única manera de poder controlarlos y dar una imagen conjunta de lo que queremos ofrecer y transmitir es transmitir un objetivo único, claro y sencillo, el mismo en todos los canales que utilicemos, en todas las plataformas y con todas las técnicas que se nos ocurran.

Nuestra comunicación tiene que ir siempre en la misma dirección

Nuestra comunicación tiene que ir siempre en la misma dirección

Así pues, si tenéis una empresa, trabajáis en una, o estáis pensado en crearla vosotros mismos, tener la congruencia de vuestros mensajes de comunicación siempre en mente desde un principio. No os volváis locos intentando estar en todos lados a la vez y comunicar todas las ventajas de vuestro producto (que seguro que las tiene). Intentar coger la esencia de lo que queráis comunicar, y que todo gire alrededor de ello, ya sea en una tienda, un anuncio, una red social, una página web, o todo a la vez.

Vía| Elaboración Propia

Imagen| Dirección, Cuestión, Incongruencia

Más información| Gestión

En QAH| La irremediable integración del mundo online y offline, Neuromarketing: más allá de las ventas, El Marketing de Contenidos en 20 frases inspiradoras

RELACIONADOS