Coaching Profesional 


Comprometerse con las ideas

idea compromisoUna de las claves para que las cosas nos salgan bien, además de hacer una buena reflexión es comprometerse con la idea que viene después de esa reflexión. A veces, sin ella también se puede actuar, los hay que tienen una capacidad especial para actuar por impulsos y que además como resultado las cosas les salgan bien, para ellos también es este artículo, aunque no reflexionen tanto.

El hecho de comprometerte con una buena idea es prepararte fielmente para trabajar en dar forma a la misma de manera gradual, puliendo cada pasito que va dando, haciéndola cada vez mejor, hasta finalmente conseguir un buen resultado.

¿Cómo se compromete alguien con una idea?

– Dedicándole muchas más horas de las que en principio tenía pensado.

Rechazando otras que podrían atraerte y a la vez distraerte de la primera.

Creyendo en ella. Creer en ella es la forma más efectiva de convertirla en una realidad.

Abrazando y disfrutando cada paso que te acerque más a lo que sería una concepción final de la misma*

* Una vez finalizada, debe de seguir creciendo, si no, corremos el riesgo de sentirnos frustrados al pensar y sentir que todo ya está hecho. Imagina que estás viendo una serie que te encanta y que te sorprende cada capítulo, que te intriga, que te apasiona, pero que un día simplemente, termina. No dejes que eso te pase con una idea en la que te has comprometido, búscale “amigas”, otras ideas que podrían completarla, mejorarla o sustituirla a través de un punto y a parte, y no un punto y final.

Uno puede comprometerse con sus ideas, es más debe comprometerse con sus ideas, pero ojo, existen muchas otras cosas con las que debemos comprometernos:

comprometerse

La familia. Ayudándoles siempre en todo lo que podamos.

La pareja. Forjando cada día más la unión a través de experiencias nuevas, alimentándola cada día con nuevas historias, nuevos detalles.

Los amigos. Ser bueno con ellos, ir a verlos, llamarlos de vez en cuando, aunque estén lejos.

Estudios. Saca fuerzas para echar unas horitas más delante de los apuntes, aprende a decir no, esfuérzate y no dejes de mirar hacia tu objetivo.

El trabajo. Haz de tu búsqueda algo incansable. Si ya tienes, dalo todo cada día, ilusionándote. Si no es posible, cambiándolo.

El ocio. Cuidando también de la forma en la que pasas el tiempo libre, comprometerte con eso que tanto te gusta, con leer ese libro que tanto te apetece, hacer ese viaje, practicar ese deporte, o escribir ese artículo que tanto te apetecía y que por no estar lo suficientemente comprometido la vez anterior, no pudiste.

 

Más información| El Mercado de la Incertidumbre

Foto| Ecbloguer

RELACIONADOS