Economía y Empresa 


Comprarás lo que te digan

¿Cuántas veces ha terminado su compra y se ha gastado más de lo que pensaba en un principio? Es más común de lo que parece y existe una razón. La mayoría de nuestras decisiones de compras son tomadas de manera inconsciente: el marketing sensorial y el neuromarketing son la causa. Estas manipulaciones están tan perfectamente estudiadas que, normalmente, somos ajenos a ellas.

Comprarás lo que te digan

Comprarás lo que te digan

Por poner ejemplos sobre cómo se aplica esta ciencia en nuestra vida diaria, nos iremos primero a los supermercados. Cómo estos establecimientos tienen sus productos cuidadosamente posicionados en los estantes o el llamado “layout” en su término anglosajón. El producto que es posicionado en el nivel superior o “nivel de ojos”, es considerado como el más vendedor (las marcas pagan grandes cantidades de dinero para conseguir esta posición en los establecimientos), ya que tiene la mayor capacidad para atraer al cliente. El nivel medio o “nivel de manos”, menos atractivo, por lo que necesita ir acompañado de estímulos visuales. Por último el menos reclamado, es el nivel inferior, ya que obliga al cliente a agacharse. Muchas veces este nivel está reservado para la colocación de golosinas o productos dedicados a los más pequeños por su fácil alcance. Los niños tienen un gran poder de persuasión sobre sus padres.

Los productos más imprescindibles se encuentran en el lugar más remoto del establecimiento para tener que recorrerlo entero, al contrario de los más prescindibles que se encuentran en la entrada o cercana a ella. También es común cambiar los productos de sitio con regularidad con el objetivo de que los clientes recorran el establecimiento. Los supermercados también ofrecen carritos de compra muy grandes, ya que muchos clientes no se sienten satisfechos si no lo llenan entero.

Otro ejemplo son los restaurantes, los cuales aplican sus propias estrategias y dedican especial atención al diseño de la carta, donde se colocarán los platos que más quieren que se consuman al lado de los platos más caros.

También se considera el “scanpaths” o seguimiento de ojos. Se ha analizado que los consumidores tienen patrones de lectura y visualización similares en un texto o entorno, por ello, se pondrán los platos más rentables en la esquina superior derecha del menú.

Otros elementos cuidadosamente estudiados son los aromas como el pan recién hecho o el olor a café, que atraerán a los consumidores potenciales, el orden, la limpieza, la música agradable, los colores, la amabilidad de los empleados y cualquier otro aspecto que impacte en los sistemas sensoriales, todo esto para que el cliente disfrute su compra o estancia sin notar el paso del tiempo reflejando respuestas emocionales positivas.

Las mejores empresas del mundo no dudan en realizar estas estrategias sensoriales como Apple, Starbucks o McDonald’s. El imperio de los sentidos se impone cada vez más, utilizar los 5 sentidos para intensificar las sensaciones del cliente fijando el producto en la parte emocional del cerebro (lugar donde reside la fidelidad), es un valor en alza.

http://youtu.be/-iNjf59n5Mc

Establecimientos como farmacias, restaurantes, hoteles, tiendas, gimnasios o entidades bancarias verán una mejora sustancial en sus ventas aplicando estas renovadoras técnicas.

Oír, ver, tocar, oler, la forma en la que el consumidor empatiza con el establecimiento, crear una experiencia de consumo, es algo muy rentable e innovador. Cada vez más, el marketing tradicional se une al neuromarketing y marketing sensorial.

 

Vía| La mente es maravillosa

Más información| Mustzee, Alto nivel

Imágenes| imagen entrada

En QAH| ¿Qué es el neuromárketing? (I)¿Qué es el neuromárketing? (II)¿Qué papel juega el subsconciente en el proceso de compra?

Vídeo| YouTube: Marketing sensorial

RELACIONADOS