Jurídico 


Complemento por maternidad en las pensiones contributivas

Más de 450.000 mujeres con dos o más hijos son las potenciales beneficiarias del complemento que aumentará entre un 5% y un 15% sus pensiones. Uno de los fines de este complemento no es sólo reconocer la aportación económica a las mujeres sino su contribución a la sociedad en forma de hijos, un factor clave para la continuidad del sistema. La Seguridad Social es un referente en la acción protectora y por tanto no puede permanecer al margen de la renovación demográfica.

Complemento por maternidad

El índice demográfico de la población española en los últimos años ha descendido notablemente. Hemos pasado de 700.000 nacimientos en el año 1976 a 425.000 en el año 2013.
La media de edad de inicio de la maternidad es de 30.4 años.
Los datos reflejan que la esperanza de vida crecerá hasta los 85 años entre los hombres y los 90 en las mujeres, por lo que el porcentaje de población envejecida en unos años será mucho mayor.
También ha de destacarse que la pensión media de todo el sistema de la mujer es notablemente inferior a la del hombre tal y como reflejan las estadísticas.

Esta medida ha venido motivada por el Pacto de Toledo de 2011, el cual aboga por reconocer la “maternidad” y la “dimensión de género” en las pensiones; y por el Consejo europeo, el cual tenía entre sus objetivos cerrar la brecha de las pensiones en aras a la igualdad.

Este complemento está vinculado a las pensiones de jubilación, viudedad e Incapacidad Permanente, tendrá a todos los efectos naturaleza jurídica de pensión pública contributiva y consistirá en incrementar la cuantía de la pensión en los siguientes porcentajes:

5% por haber tenido 2 hijos.
10% por 3 hijos.
15% por 4 o más hijos.

En los supuestos en los que la pensión reconocida inicialmente supere el límite establecido cada año por la Ley de aplicar el complemento, la suma de la pensión y del complemento no podrá rebasar dicho límite, por lo que en estos casos se incrementará la pensión en un 50% del complemento asignado.
No obstante, si la cuantía de la pensión reconocida alcanza el límite aplicando sólo parcialmente el complemento, la beneficiaria tendrá derecho además a percibir el 50% de la parte del complemento que exceda del límite máximo vigente en cada momento.

Por otra parte, si la pensión reconocida inicialmente no llega a la mínima fijada para ese año, se le reconocerá el complemento a mínimos para alcanzar la pensión mínima legal que incluya cada año los Presupuestos Generales del Estado y se le añadirá el nuevo complemento por maternidad.

Respecto a las mujeres que se jubilen anticipadamente, sólo tendrán derecho a este complemento si la jubilación anticipada ha sido forzosa, pero no si es voluntaria.

Esta medida será aplicable a las altas a partir del 1 de enero de 2016 y su vigencia será indefinida.

Esta medida es novedosa en España, pero en otros países de la Unión Europea ya existen medidas similares:

– En Francia, se establece un complemento del 10% en la pensión de jubilación y viudedad por haber tenido 3 o más hijos.
– En Luxemburgo, existe una prestación que se concede al padre, a la madre o a la persona que lo sustituye y puede añadirse a la pensión de jubilación.
– En Alemania, se reconoce a todas las madres los períodos por educación de hijos como períodos obligatorios de cotización, con independencia de que hayan cotizado o no en algún momento de su vida.

Con esta iniciativa incluida en el Plan de Apoyo a la Familia, aprobado por Acuerdo de Consejo de Ministros de 14 de mayo de 2015, se reconoce de alguna manera el papel de las mujeres en la sociedad y supone a la vez un incentivo para estas.

Imagen| Complemento por maternidad

RELACIONADOS