Salud y Deporte 


¿Necesitas tomar complejos multivitamínicos?

Los complejos multivitamínicos son preparados químicos que contienen una combinación de vitaminas y minerales, con el objetivo de sustituir los que consumiríamos a través de los alimentos. Se suelen utilizar cuando se prevé una carencia de vitaminas, bien porque se tenga una alimentación inadecuada o por cualquier motivo (estrés, hacer deporte) las necesidades del cuerpo aumentan. El consumo de bebidas alcohólicas, el tabaquismo, el exceso o la falta de ejercicio, el estrés, o el envejecimiento, causan que nuestro cuerpo genere un déficit de estos nutrientes.

93712391_40560412a6_b

Muchas de estas personas, afectadas por estas causas, sienten una disminución de su energía, de su capacidad física, de su capacidad de concentración y de muchos otros procesos físicos que no funcionan como deberían o como antes lo hacían. En cambio, muchas otras, continúan viviendo normalmente, sin darse cuenta de los nutrientes que a sus cuerpos les hacen falta.

Los suplementos multivitamínicos/minerales no pueden reemplazar la variedad de alimentos que son importantes para una dieta saludable. Los alimentos no sólo aportan vitaminas y minerales. Además, contienen fibras y otros ingredientes que podrían tener efectos positivos en la salud. Sin embargo, quienes no obtienen suficientes vitaminas y minerales sólo de los alimentos, consumen dietas de bajas calorías, tienen poco apetito, o no comen ciertos alimentos (como los vegetarianos y vegetarianos estrictos) pueden considerar tomar un suplemento multivitamínico/mineral. También los profesionales de la salud el uso de suplementos multivitamínicos/minerales a pacientes con ciertos problemas médicos.

A continuación, se ofrecen algunas pautas importantes para mejorar la absorción de nutrientes:

  • No tomar alcohol junto con suplementos. El alcohol extraerá estos de inmediato. La única excepción es la vitamina C, que puede ayudar a compensar los efectos del alcohol.
  • Evitar beber café y té en horario de comidas, o una hora antes o después de haber tomado tus suplementos. Estas bebidas tienen efecto de extracción de los nutrientes.
  • No fumar en horarios de comidas o 30 minutos antes o después de tomar el suplemento. Los químicos del tabaco tienen efectos de extracción de nutrientes y gastan antioxidantes en el proceso.
  • Comer lento. Las actividades estresantes pueden perjudicar la digestión e impedir la absorción.
  • Las vitaminas liposolubles es mejor tomarlas con menús que contengan alimentos con algo de grasa. Esto ayudará a “escoltarlos” dentro del organismo.
  • Los alimentos altos en vitamina B-complex (p.e. cereales), y suplementos de vitamina B-complex, es mejor tomarlos por la mañana al levantarnos, desde el arranque del metabolismo.
  • Los suplementos calmantes, como el magnesio, calcio y zinc es mejor tomarlos 30min antes o al momento de ir a dormir.
  • Jamás ingerir suplementos, sobre todo aquéllos que contengan minerales, con el estómago vacío; estos pueden provocar náuseas. Aminoácidos y algunos probióticos son una excepción de esta regla.
  • Nunca tomar un solo suplemento sin la dirección de un terapeuta en nutrición.

5296863703_87a8dae906_z

Los productos en los que se mezclan varias vitaminas no suelen conllevar efectos secundarios. En las vitaminas unitarias, en cambio, hay más riesgos. En el caso de las liposolubles, como la A, la E o la D, ingerirlas en exceso puede causar importantes problemas de salud por toxicidad. Igualmente a tener en cuenta con los minerales, como el magnesio que puede provocar diarreas, el fósforo que provoca desmineralización del hueso, el calcio que puede dar lugar a calcificaciones, etc.

 

Si no existe un déficit previo, la administración de vitaminas o minerales mayor a la necesaria, no tiene ningún efecto positivo sobre nuestra salud, e incluso puede causar efectos negativos, por intoxicación. Generalmente, la cantidad de vitaminas y minerales que el cuerpo necesita es muy pequeña y fácil de cubrir con una dieta variada y equilibrada, rica en verduras, frutas y productos naturales. Los suplementos no deben ser usados como sustitutos de una buena comida ni corrigen una mala alimentación.

 

Vía| “Ilustrated elements of nutritional healing”, Denise Mortimore; Ed. Thorsons, 2003

Imagen| Karen, Raúl Hernández

RELACIONADOS