Especial Abdicación 


Comparativa de abdicación entre Juan Carlos de España y Beatriz de Holanda

Juan Carlos I

Juan Carlos I

El rey Juan Carlos imitó este lunes a Beatriz de Holanda y Alberto II de Bélgica a la hora de anunciar su abdicación, ya que los tres monarcas se dirigieron a sus naciones a través de discursos televisados, exponiendo como argumento de renuncia similar. “Una nueva generación reclama con justa causa el papel protagonista, el mismo que correspondió en una coyuntura crucial de nuestra historia a la generación a la que yo pertenezco”, señaló don Juan Carlos.

Como ya he mencionado, Don Juan Carlos I no ha sido el primer rey en abdicar del presente siglo. La primera en hacerlo fue Beatriz de Holanda, que anunció el 28 de enero del año pasado, en un discurso televisado dirigido a la nación, que renunciaba el trono después de casi 33 años de reinado por entender que la responsabilidad del Estado debía recaer “en las nuevas generaciones”, un discurso muy parecido al de nuestro monarca.

Su hijo Guillermo asumió la jefatura del Estado algo más de dos meses después, el 30 de abril, tres días después de cumplir 46 años, al igual que Felipe VI, en una ceremonia de entronización que tuvo lugar en la Iglesia Nueva de Ámsterdam, donde estuvo acompañado por su esposa, Máxima Zorreguieta, de origen argentino. En su discurso de abdicación, Beatriz de Holanda ensalzó a ambos: “Estoy segura de que están preparados para asumir esta responsabilidad”.

Beatríz de Holanda

Beatríz de Holanda

La decisión de la reina Beatriz llegó en plenas celebraciones del 200 aniversario de la monarquía holandesa. Holanda es junto a España uno de los pocos países de Europa con un jefe de Estado monárquico. El breve discurso se produjo a solo tres días de que el jueves 31 de enero Beatriz cumpliera 75 años. La monarca accedió precisamente al trono el 30 de abril de 1980 al abdicar su madre, la reina Juliana, que hizo el anuncio al cumplir los 71 años. En este país la abdicación es ya habitual en los monarcas ancianos.

La eficacia de la reina Beatriz, que se levantaba la primera para trabajar, se puso de manifiesto desde que recibió la corona de manos de su madre, la reina Juliana, en 1980. Había sido una princesa preparada, feliz en su matrimonio con Claus von Amsberg, y madre de tres hijos, Guillermo, Friso y Constantino. Exiliada a Londres y luego a Canadá durante la ocupación nazi, a su vuelta, en 1945, la situación se normalizó. Su abuela, la reina Guillermina, abdicó tras la II Guerra Mundial, y Juliana —la madre de Beatriz— fue una reina querida y controvertida. Tanto, que a veces ponía en un compromiso al Gobierno con sus ideas. Sin olvidar los negocios de su marido, que en 1976 se embolsó un millón de dólares por mediar en un contrato con la compañía aeronáutica Lockheed. Y tuvo dos hijas fuera del matrimonio, además de las cuatro legítimas.

Beatriz se empeñó desde el principio en modernizar la monarquía y evitar habladurías. La Casa Real no podía estar en entredicho y adoptó un estilo casi empresarial. A la cabeza, ella misma, licenciada en Derecho, con gran capacidad para organizar y decidida a entregarle a su hijo un legado impecable. Aunque su labor tenía sobre todo valor simbólico, se desquitaba en el discurso navideño. Ahí mostraba sus ideales y ha hablado con firmeza de la necesidad de proteger el medio ambiente. Los asesinatos del líder populista Pim Fortuyn, y del cineasta Theo van Gogh, las tensiones de una sociedad multicultural y la crisis, todos ellos asuntos políticos, han reducido con el tiempo su capacidad de manifestarse. Aún así, Beatriz de Holanda participó hasta el año pasado en las discusiones para formar Gobierno.

Como veis, lo que llevamos de siglo XXI está marcando cambios en Europa, y las monarquías no se quedan atrás. Así vemos cómo está surgiendo la nueva generación de monarcas europeos, de la que los reyes que dejan el testigo se sienten orgullosos y ponen todas sus esperanzas.

 

Vía| El economista

Más información| Hola, El Mundo

Imágenes| Juan Carlos I, Beatriz de Holanda

En QAH| Sobre las abdicaciones reales en EspañaLa abdicación de nuestro “último” Felipe, el primer BorbónEspecial Abdicación de Juan Carlos IAuge y ocaso de un emperador: La primera abdicación (documentada) de EspañaEl Rey no ha Abdicado

RELACIONADOS