Economía y Empresa, Finanzas 


¿Cómo valorar un activo?

¿Cómo valorar un activo?

¿Cómo valorar un activo?

Si hay un tema que levanta ampollas en el mundo empresarial es cómo valorar una empresa o activo. Un ejemplo antes de introducir la materia podría ser Leo Messi, o hablando con propiedad los derechos de los servicios del crack argentino. Como todos sabemos el F.C.Barcelona fichó al jugador por un precio muy bajo como son los 900$ que costaba el tratamiento que necesitaba. Después de esta decisión todos conocemos qué ha pasado con Lionel y lo beneficioso que fue para el club catalán. En los balances del F.C.Barcelona aparecen los servicios del jugador tasados por el precio de compra, es decir que una cantidad insignificante muestra la valoración del jugador. ¿Es realista decir que Leo Messi cuesta lo que le costó al Barcelona? ¿Tiene sentido económico o Leo tiene un valor de mercado más elevado que lo que nos dice la contabilidad? ¿De la misma manera que el fichaje de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid refleja su valor?

Ahora cambie Leo Messi por cualquier otro activo o empresa que desee. Hay una corriente tradicional que defiende que la contabilidad es la encargada de reflejar el valor del bien en los balances de la empresa que por un principio contable se computa a precio de adquisición siempre y cuando, el de mercado no sea menor, en ese caso se opta por el precio de mercado. Este procedimiento se denomina valor contable.

Por otro lado, el departamento financiero de la empresa estará intentando tirar la disputa hacia su costado ya que ellos consideran que el valor de una empresa es el siguiente:

VE= (Precio de las acciones * Número de acciones) + Deuda de la Empresa – ED

siendo VE el Valor de la empresa, y ED el Efectivo disponible

En esta forma de valorar una empresa, el punto clave recae en el primer término, el llamado Valor de Mercado del Capital. La diferencia principal recae en que aquí la valoración es dinámica y refleja lo que piensa el mercado que vale nuestro activo u organización. También debemos tener en cuenta que los mercados pueden estar valorando mal nuestra empresa, situándola en alguna burbuja o infravaloración,  y con ello modificando el valor de la misma.

Sea como sea, el debate está latente y no hay manera de que financieros y contables se pongan de acuerdo. Unos quizás se arriesgan en valorarlo de forma precipitada por la reacción del mercado y los otros pasándose de prudentes con los libros contables.

Vía| EUMED.NET

Imagen| TeamTalk

En QAH|  ¿En qué consiste el Balance de Situación de una Empresa? (I), Análisis Fundamental I

RELACIONADOS