Economía y Empresa, Finanzas 


¿Cómo utilizar el número áureo para obtener rentabilidad?

Fibonacci en la Inversión

Todos conocemos la proporción áurea y la secuencia de Fibonacci en la que la podemos encontrar como límite de la división de un número de la secuencia entre su inmediatamente anterior, si esta tiende a infinito. Pero, ¿cómo aplicar estos conocimientos a la inversión? ¿es posible obtener rentabilidades mediante la especulación basada en Fibonacci?

Aunque este hecho, representa para algunos una medida poco menos que esotérica y de poca eficacia, está comprobado que funciona. Dado que la razón áurea está presente en muchos elementos de la naturaleza, no es descabellado pensar que esta secuencia forme parte del comportamiento natural de los mercados financieros, ya que los intervinientes forman parte importante de la Naturaleza, y sus reacciones y comportamientos determinan el comportamiento de la masa. De hecho, la empírica demuestra que esta relación en el análisis técnico se cumple con una frecuencia digna de tenerse en cuenta.

Es normal que cuando finaliza un tramo tendencial, los niveles de corrección alcancen alguno de los números de Fibonacci, que actuarán como soportes. Si llegado al primero de ellos, la corrección no se detiene, estableceremos el siguiente nivel de probable parada y así hasta el último.  De no ser así, ya no estaremos en un escenario correctivo, sino que podremos dar por cerrada la tendencia anterior.

La mayoría de los analistas y Traders, y por supuesto los programas de análisis técnico utilizan e incluyen arcos, abanicos o retrocesos de Fibonacci que incluyen la secuencia, 0,236, 0,382, 0,50, y 0,618.

Evidentemente, debemos seguir otros indicadores en este proceso para determinar el posible nivel de parada; el volumen es el más significativo, pues cuanto más decrezca a medida que se acerca a uno de los números de Fibonacci, mayores son las posibilidades de que ese nivel actúe como fuerte soporte o resistencia.

Fibonacci en la inversión

Además, una de las claves para convencer a los más escépticos, es que lo utilizan la mayoría de los operadores. Por esto, muchos de éstos colocan sus stops en un número de Fibonacci, lo que hace que cuando sea levemente superado, muchas órdenes de venta o compra estarán ahí colocadas, reafirmando el rebote y actuando como un soporte o resistencia.

A título personal, decir que es uno de mis indicadores favoritos a la hora de hacer trading y que, combinado con otros muchos indicadores me ha dado muy buenos resultados.

 

En QAH| La Proporción Áurea

Imagen| Wikipedia

RELACIONADOS