ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

¿Cómo surgió el dinero?

 

¿Cómo surgió el dinero?

La costumbre es un motor poderoso, incluso es una de las fuentes del derecho, el denominado derecho consuetudinario. Si las cosas marchan bien ¿por qué plantearse nuestros usos y costumbres? Algo así parece ocurrir con el sistema monetario, algo que seguramente la mayoría consideramos como algo “dado de antemano”.La economía crece, la sociedad progresa o al menos se mantiene estable, por lo tanto, el sistema monetario debe ser bueno ¿o no? Quizás hay otras causas que han conducido a ese resultado satisfactorio ¿muchos países “atrasados” que pueden copiar el know-how de los países industriales? ¿abundancia de recursos naturales? Parece lógico que según se vayan agotando los que hasta ahora han sido los motores del crecimiento, empecemos a cuestionarnos lo que se daba por hecho.

Algo así ha pasado con Stephen Zarlenga y su libro “The Lost Science of Money”. Publicado en el año 2002, solo ahora ha captado la atención de afamados economistas como Michael Kumhof, subjefe de una división del FMI y anterior profesor de economía en la Universidad de Stanford.

Una de las cuestiones que se están poniendo en duda es la historia del origen del dinero. En palabras del antropólogo David Graebrer:

 

Sí, hay una teoría estándar, un “érase una vez”, que es un cuento de hadas. “A ver, te cambio veinte pollos por esa vaca”. Como esto creaba inconvenientes porque quizá el vecino no necesitaba pollos en este momento, se tuvo que inventar el dinero.

Esta historia viene, al menos, de Adam Smith y, a su manera, es el mito fundador de la economía. Soy antropólogo y los antropólogos siempre hemos sabido que esto es un mito, más que nada porque si hubiera lugares donde las transacciones cotidianas tomarán la forma “te doy veinte pollos por esa vaca”, ya habríamos encontrado uno o dos lugares. Pero si lo piensas, es sorprendente que no hayamos encontrado nada.

Lo que realmente ocurre es que si tu vecino no tiene lo que tú quieres en este momento, no hay problema. Obviamente, lo que sucede en realidad, y esto es lo que los antropólogos hemos observado, cuando unos vecinos intercambian uno de ellos dice “Eh, bonita vaca” y el otro dice “¿te gusta?, llévatela”. Ahora le debes una vaca a tu vecino. A menudo ni siquiera hay intercambio. Entre los Iroqueses, u otros nativos americanos, todos estos bienes estarían asignados por el consejo de mujeres.

La pregunta real no es cómo puede el trueque generar un medio de intercambio, que luego se convierte en dinero sino como ese sentido difuso del “te debo una” se convierte en un sistema preciso de medida. Esto es, cuando nace el dinero como unidad de cuenta.

Cuando se alza el telón de los registros históricos en la antigua Mesopotamia alrededor del año 3200 AC, esto ya ha sucedido. Hay un sistema elaborado de dinero de cuenta y sistemas complejos de crédito.

Así que, en lugar de la historia convencional, primero hay trueque, luego dinero y, como culminación, aparece el crédito es, más bien, al contrario. El crédito y la deuda llegan antes, miles de años después aparece la acuñación de moneda y finalmente, se encuentran sistemas de trueque del estilo “te doy veinte pollos por esa vaca”, estos suelen aparecer allí donde, por algún motivo, los mercados monetarios han desaparecido – como, por ejemplo, en Rusia en 1998- porque la moneda ha colapsado o ha desaparecido.

 

La cuestión acerca del origen del dinero no es una simple curiosidad destinada al estudio de los eruditos, ya que está relacionada con la cuestión crucial acerca de la naturaleza del dinero y acerca de quien debería controlar la emisión de dinero ¿alguna idea?

Vía| The lost science of money, Stephen Zarlenga

Imagen| American Monetary Institute

Más en QAH| ¿Cómo funciona la política monetaria del BCE?¿Qué son la inflación y el IPC?El dinero y su clasificación, ¿Qué es la velocidad de circulación del dinero? (I)¿Qué es la velocidad de circulación del dinero? (II)

Jesus N. Escrito por el dic 3 2012. Archivado bajo Derecho Privado, Economía y Empresa, Jurídico.





Acceder |