Jurídico 


¿Cómo se tributará en los casos de dación en pago?

El próximo día tres de mayo de 2013 comienza el plazo para la presentación de la declaración de la Renta 2012, en donde todos los obligados a ella tendrán que presentar la declaración por este impuesto, y en la que se incluirán todas las rentas obtenidas en el ejercicio 2012, ya provengan del trabajo personal, del ahorro o de cualquier alteración patrimonial.

En estos momentos es objeto de debate parlamentario la reforma de la Ley Hipotecaria, propuesta por el partido en el gobierno y aunque en la misma no se hace mención a la dación en pago, han sido muchas las familias que han tenido que entregar sus viviendas a las entidades financieras en concepto de dación en pago ante la imposibilidad de hacer frente a la deuda hipotecaria asumida con el banco.

Por lo novedoso del tema y el cambio legislativo que se ha producido al respecto,  me gustaría comentar como tendrán que tributar todos los titulares de viviendas que se hayan encontrado en tal situación.

El RDL 6/2012 para la protección de deudores hipotecarios sin recursos, incorpora un nuevo supuesto de exención en el impuesto del IRPF (Se añade una disposición adicional trigésima sexta a la Ley 35/2006, de 28 de noviembre), consistente en la exención de la ganancia patrimonial por la dación en pago de la vivienda habitual por los deudores que se encuentren situados en el umbral de exclusión , y para ello han de concurrir las siguientes circunstancias: todos los miembros de la unidad familiar han de carecer de rentas  del trabajo o de actividades económicas;  la cuota hipotecaria ha de resultar superior al 60 % de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familia;  el conjunto de los miembros de la unidad familiar ha de carecer de cualesquiera otros bienes o derechos patrimoniales suficientes con los que hacer frente a la deuda y finalmente que se trate de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca que recaiga sobre la única vivienda en propiedad del deudor y concedido para la adquisición de la misma.

Un  ejemplo quizás nos ayude a comprender mejor la situación descrita:

Don S.T.F y Doña C.S.M adquirieron en abril de 2005 su vivienda habitual por un importe de 120.000.000 euros, suscribiendo para financiar su compra un préstamo hipotecario con la entidad XX por importe de 100.000 euros. En el año 2009 tienen que cerrar su empresa y a mediados del año 2011, ante la falta de medios económicos dejan de hacer frente al pago del préstamo, solicitando a la entidad bancaria la reestructuración de su deuda hipotecaria. En el año 2012, al no resultar viable ni la reestructuración de la deuda hipotecaria ni las medidas complementarias de reducción de la misma y, encontrándose situados ambos cónyuges en el umbral de la exclusión al que se refiere el artículo 3 del Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, entregan el 7 de junio, su vivienda en pago de la deuda.

Vamos a determinar la ganancia o pérdida patrimonial teniendo en cuenta que el valor actual del inmueble asciende a 80.000.000 euros y la deuda hipotecaria pendiente a 90.0000 euros.

En estos supuestos, el cálculo de la ganancia o pérdida patrimonial derivada de la dación en pago de la vivienda habitual a la entidad de crédito en cancelación del préstamo hipotecario pendiente se realizará por diferencia entre el valor de adquisición del bien que se cede –en este caso la vivienda habitual del deudor– y el valor de transmisión de la misma, determinado en el presente caso por el valor de la deuda que se extingue a cambio

Lo primero que tenemos que determinar es el valor de transmisión:

En aplicación del artículo 37.1.h) cabría considerar que se están permutando dos bienes o derechos –la vivienda y el préstamo- en consecuencia como valor de transmisión se tomaría el mayor de ambos (el valor de  la vivienda en el momento de la dación en pago o la deuda hipotecaría pendiente)

 

Por tanto:

Valor de transmisión…………………………… 90.000,00 euros

El mayor de:

– Préstamo hipotecario pendiente……………………………………………… 90.000,00 euros

– Valor de mercado de la vivienda el 07-06-2012…………………………  80.000,00 euros

 

Valor de adquisición………………………… 120.000,00 euros

Pérdida patrimonial…………………………. (30.000,00) euros a consignar en la declaración del IRPF del ejercicio 2012, en la base imponible del ahorro.

 

 

Conviene señalar que a raíz del referido RDL 6/2012, el criterio de la Dirección General de Tributos sobre la materia se ha visto modificado. Así, en Informe de 26 de septiembre de 2011, manifestaba que “ la condonación expresa por un banco de la parte de deuda que mantenían con un matrimonio, correspondiente a un préstamo con garantía hipotecaria ,sin contraprestación constituye un negocio jurídico gratuito e inter-vivos, y como tal, sujeto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y ello con independencia de que forme parte de una operación mediante la que le banco cancela el resto de la deuda pendiente al recibir un inmueble como dación en pago de aquella” 

Recientemente, mayo 2012, el mismo órgano emite informe declarando que la ganancia patrimonial que pudiera obtenerse en la dación en pago quedará sujeta en su totalidad al IRPF y no al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

 

En QAH| La dación en pago y su regulación actual

RELACIONADOS