Jurídico 


¿Cómo se gasta y se ingresa en el Estado?

La gestión del sector público estatal suscita especial interés por el importante volumen de recursos implicados en la misma. Dicha gestión se lleva a cabo mediante un instrumento fundamental, los Presupuestos Generales del Estado, pero ¿sabemos cómo se ejecutan una vez aprobados?

¿Cómo se gasta y se ingresa en el Estado?

La fase concreta de ejecución corresponde a la Administración y se produce tras el ejercicio, por las Cortes Generales, de su función presupuestaria. Tanto en gastos como en ingresos podemos diferenciar dos grandes momentos: la fase de crédito (gasto) o previsión (ingreso) y la fase de gestión (de gasto o de ingreso). La diferencia que marca la ejecución de unos y otros es la condición de vinculante que tienen los gastos frente al carácter de previsión de los ingresos.

Durante la etapa de crédito o de previsión pueden alterarse las cifras iniciales mediante alguno de los procedimientos de modificación presupuestaria previstos legalmente. Después de estas variaciones existirán unas cifras definitivas, punto de partida de la etapa de gestión.

En la gestión de gastos intervienen dos grandes actores: el centro gestor (cualquier órgano administrativo) y el centro contable (Intervención General de la Administración del Estado). En todas las fases de gestión el primero realiza la propuesta cuyo ajuste a la legalidad debe comprobar el segundo. Como paso inicial, en el ámbito interno, se procede a la autorización del gasto, que implica tomar una decisión sobre en qué se va a gastar pero sin efectos jurídicos frente a terceros. De forma simultánea o sucesiva se produce la disposición del gasto, que compromete, con efectos jurídicos, una determinada cifra para una concreta finalidad frente a terceros. Posteriormente se reconoce la obligación de gasto, que convierte la cifra dispuesta en una prestación exigible por el tercero. Por último se realiza la ordenación del pago, que es la expedición de la orden correspondiente previa al pago material.

En la gestión de ingresos también hay centro gestor y centro contable, aunque con la diferencia de que sólo pueden ser centros gestores aquellos órganos administrativos con competencias en materia de Hacienda. Este ámbito es más simplificado, pues sólo cuenta con dos fases. La primera es el reconocimiento del derecho, en la que se comunica al tercero la existencia de un derecho de cobro por parte de la Administración. La segunda es la de recaudación, en la que el tercero paga a la Administración el importe reconocido. No obstante, pueden producirse, también, bajas y anulaciones cuando los derechos reconocidos no procedan o se haya producido un ingreso indebido.

En conclusión, la ejecución de los Presupuestos tiene una primera fase común para gastos e ingresos, pasada la cual la gestión de los mismos se diferencia por la vinculación de los primeros y la previsión de los segundos. Conocer y desarrollar este proceso adecuadamente es esencial para contribuir a la eficacia, eficiencia y economía del sector público, siendo, por tanto, una posibilidad de ajuste que no debe olvidarse junto a los cambios fiscales previstos en los Presupuestos Generales del Estado para 2012.

Vía| Ley General Presupuestaria

Más información| Portal de la Administración Presupuestaria

Imagen| Presupuesto

En QAH| Las claves de los Presupuestos Generales de España: Los ajustes de una fiscalidad en crisis

RELACIONADOS