Jurídico 


¿Cómo se calculan los grados de parentesco?

El parentesco es el nexo que une a los miembros de la familia por la existencia de un ascendiente común o por el matrimonio de alguno de sus miembros con alguien perteneciente a otra familia. Así, este será determinante en muchos aspectos de la vida cotidiana, por ejemplo a la hora de establecer impedimentos para contraer matrimonio, recibir la herencia abintestato, cobrar prestaciones sociales, etc.

En primer lugar, antes de realizar el cómputo del parentesco, debemos acudir a los arts. 915 a 920 del Código Civil (en adelante, CC). Teniendo en cuenta los preceptos legales, sabemos que “la proximidad del parentesco se determina por el número de generaciones” donde cada generación forma un grado. La sucesión de grados recibe el nombre de línea de sucesión, que puede ser:

Recta: Cuando las personas ascienden o descienden unas de otras, por ejemplo: abuelos, padres, hijos, nietos, etc.

Colateral: Cuando las personas proceden de un mismo tronco común, por ejemplo: hermanos, tíos, sobrinos, etc.

La línea de sucesión también puede ser clasificada de la siguiente manera:

Descendente: Liga a un miembro de la familia con aquellos que descienden de él, por ejemplo: abuelos, padres, hijos, nietos, etc.

Ascendente: Liga a un miembro de la familia con aquellos de los que desciende, por ejemplo: nietos, hijos, padres, abuelos, etc.

Calcular los grados de parentesco es fundamental en el Derecho Civil

Calcular los grados de parentesco es fundamental en el Derecho Civil

Ahora bien, una vez que sabemos distinguir la línea de sucesión, el cómputo del parentesco lo realizamos de la siguiente manera:

Línea recta: En la línea recta se sube únicamente hasta el tronco común (ascendente o descendente), por lo tanto en línea descendiente el hijo dista un grado del padre, dos del abuelo, etc. y en línea ascendiente, el abuelo dista un grado del padre, dos del nieto, etc.

Línea colateral: En la línea colateral se sube hasta el tronco común (igual que en el caso de la línea recta) y luego se baja hasta la persona con quien se realiza el cómputo. De ese modo, el hermano dista dos grados del hermano (el primer grado es el padre en línea recta y el segundo grado es el hermano), tres del tío (el primer grado seria el padre, el segundo el abuelo y el tercero el tío), cuatro del primo (el primer grado seria el padre, el segundo el abuelo, el tercero el tío y el cuatro el primo) y así sucesivamente.

Finalmente, debemos tener en cuenta que el parentesco puede ser de consanguinidad y de afinidad. El parentesco de consanguinidad es el que se da entre personas que tienen un ascendiente común, es decir, dentro de la propia familia, mientras que el parentesco de afinidad es el que se establece entre un cónyuge y los parientes por consanguinidad del otro (suegros, cuñados, etc.). Distinto es lo que sucede entre los cónyuges, pues su relación no es considerada como una relación de parentesco sino específicamente matrimonial, a pesar de crear el parentesco de afinidad antes mencionado.

Vía| Sistema de Derecho Civil. Derecho de Familia. Volumen IV. Tomo 1.  Díez-Picazo Luis y Gullón Antonio. Editorial Tecnos, 2012

Imagen| Grados de parentesco

RELACIONADOS