Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


¿Cómo se anula un seguro? (I)

Un seguro es un contrato donde pagamos una cierta cantidad de dinero a una aseguradora, a cambio de una compensación económica o un servicio, siempre que se presente una situación contemplada en el contrato. El conjunto de documentos en los que se formaliza el contrato del seguro se llama póliza de seguro.

La duración de un contrato de seguro está regulada por la Ley y viene determinada en la póliza. Lo normal es que un seguro tenga una duración de un año y que al final de cada año se prorrogue por otro año más y así sucesivamente.

La ley dice que para oponerse a la prorroga de un contrato de seguro se tiene que hacer por escrito. Olvidemos todas la leyendas urbanas, la oposición a la prórroga de un contrato de seguro es, y solo es, como indica la ley. Y la Ley de Contrato de Seguro dice esto:

Artículo 22: Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso.

Sencillo, claro, fácil. ¿Por qué entonces tantas versiones erróneas de como “anular” una póliza? Precisamos un poco este artículo.

  • 1. Una vez hecho el contrato, la única forma de evitar que este no se prorrogue automáticamente, es mediante un escrito. Ha de ser por escrito. No vale llamar por teléfono y/o dejar recado. Tampoco vale presentarse en una oficina de seguros y pedir la “anulación” verbalmente.

  • 2. “La otra parte”, ha de recibir la notificación. Al respecto tenemos que tener en cuenta que “Las comunicaciones que efectúe el tomador del seguro al agente de seguros que medie o que haya mediado en el contrato surtirán los mismos efectos que si se hubiesen realizado directamente a la entidad aseguradora”(1) Las direcciones y teléfonos que necesitemos son una información que está reflejada obligatoriamente en la póliza.

  • 3. Y tercer punto importante: La notificación por escrito hay que hacerla con dos meses de anticipación. Es recomendable que pueda existir algún tipo de justificante válido de la fecha de notificación.

Además

  • Si bien en la ley no dice nada, es lógico pensar, que en el contenido del escrito, tendrá que figurar por lo menos, el nombre del tomador, el número de póliza e indicar que nos oponemos a la prorroga del contrato.

  • Si bien en la ley tampoco dice nada, el escrito ha de ir firmado por el tomador. Nadie que no sea el tomador, tiene derecho a solicitar la oposición a la prórroga del contrato.

  • Por último, y tampoco la ley dice nada al respecto, es adecuado adjuntar una copia del DNI, para confirmar que quien firma es realmente quien dice ser

Pero todo esto no solo se aplica al asegurado. También se aplica a la aseguradora. Pues una aseguradora, se puede oponer a prorrogar el contrato de quien quiera, cuando quiera y por el motivo que le mejor le venga en gana. Exactamente igual que puede hacer un asegurado. Y es que no tiene porque existir ninguna razón especial. Tan solo se ha de ajustar al Artículo 22: Notificar dos meses antes y por escrito. ¿A qué no lo sabías? ¿Estás de acuerdo?

Continuaremos en una próxima entrega comentando otras situaciones contempladas en la Ley, donde asegurado y/o aseguradora también pueden resolver o rescindir el contrato de seguro.

Vía| Angel del Amo ¿Seguro?

Más información| El Blog Salmón ,   Seguros para todos, (1)Ley de mediación de seguros y reaseguros privados , Ley de Contrato de Seguro

Imagen| Franklin Campbell  , End of the line   / (CC BY 2.0)

En QAH| ¿Qué es el consorcio de compensación de seguros? | ¿Qué es Agroseguro? | ¿Qué es el riesgo o azar moral? El Mercado de Seguros | ¿Qué son los consorcios administrativos?

 

RELACIONADOS