Cine y Series, Cultura y Sociedad, Uncategorized 


¿Cómo saber si estás atrapado en una película de Navidad?

Hola amigos y feliz Navidad a todos. Seguro que en estas fechas, a causa del maratón de pelis navideñas a la que nos someten en televisión, más de uno se ha despertado desorientado, entre sudores y pensando que se había quedado a vivir en una de ellas. Es por eso que hoy hemos venido a ayudaros a detectar si estáis atrapados en una película de navidad.

Comencemos por algo básico, te despiertas, no hay nadie en tu casa y por supuesto no vives solo. Mantén la calma y trata de recordar, ¿tu familia había planificado un viaje para hoy? Si la respuesta es afirmativa, no lo dudes, coge un taxi y preséntate en el aeropuerto, todos pondrán cara de sorprendidos y llegarás a tiempo de irte con ellos. Sin embargo, también tienes la oportunidad de disfrutar de unas vacaciones con toda la casa para tí solo, que además siendo realistas, si se han olvidado de tí en una fechas tan señaladas es que a lo mejor tanto no te quieren, ¿eh Macaulay Culkin…? Dos películas te hicieron falta para darte cuenta.

solo-en-casa

Otra cosa que te puede pasar es que salgas a la calle para dar una vuelta y despejarte un poco de este espíritu navideño. Ojo con los sombreros de copa tirados por la calle que te puedas encontrar (algo muy común en este país) porque fijo que como te gustes un poco, que lo harás, se lo acabarás colocando a un muñeco de nieve (algo también muy típico de nuestras tierras) para rematar la obra de unos niños. En este caso lo normal es que el muñeco cobre vida. Como anteriormente, mantén la calma, es más, juega esa carta que te ofrece el destino a tu favor. Llévatelo a casa de acompañante para cuando tu tía Teresa te pregunte: “¿Para cuando me vas a traer un/a novio/a?,” se lo presentes. Cuando pasen estas fechas llévate al muñeco a dar un paseo por la costa y el problema, literalmente, se evaporará. Todos salís ganando.

También te puede ocurrir la típica de escuchar un fuerte golpe en el tejado de tu casa (versión no disponible para gente que vive en pisos) salgas y te encuentres a un hombre orondo vestido de rojo tirado en el suelo. Muchísima atención a esto, nunca, repito, nunca y bajo ningún concepto te pongas la ropa que lleva puesta ese hombre. Si lo haces corres el riesgo de convertirte en el nuevo Santa Claus, un tío que siempre está feliz, vive rodeado de juguetes y trabaja una sola noche al año. Bueno, a lo mejor no está tan mal… Otra posibilidad es que sea un borracho que por casualidad y a causa de la ley de gravitación universal haya volcado a la puerta de tu casa, por lo que después de desnudarlo y ponerte su ropa ahí en el jardín, seguramente los vecinos ya no vuelvan a verte con los mismos ojos.

un-padre-en-apuros

Y finalmente la situación mas clásica y común de todas. Dejar para última hora la compra de regalos. Esta es fácil amigos, si por lo que sea tu chiquillo quiere un turbo-man o la chiquilla una turbo-woman y se han agotado en todas las grandes superficies… ve al chino. Problema solucionado, se de buena tinta que si Schwarzenegger en su día hubiera tenido uno a mano lo hubiera hecho, y hubiera ganado él en salud y nosotros en tiempo (de película). Pero mucho cuidado también con lo del chino porque puede ser un arma de doble filo, no te despistes y ve directo a por el turbo-man, nada de mogwais que te conozco, que para cosas que no pueden comer después de las 00:00 ni se pueden mojar, ya está la abuela.

Bonus track: Si por lo que sea el edificio en el que estás de fiesta para reconciliarte con tu ex mujer es tomado por uno puñado de ladrones que se hacen pasar por terroristas, keep calm and yippee ki yay motherfuckers!!

Imágenes| studentbeans , viewerscommentary

Vía| filmfilicos

RELACIONADOS