Trending 


¿Cómo organizar mi tiempo si me he quedado sin trabajo?

El desempleo es una circunstancia tremenda.  Una eclosión de sentimientos intensos y dolorosos.  La culpa se suma a la rabia y el miedo a la preocupación.  Nos surgen urgencias vitales en todos nuestros entornos y esto, poco a poco, nos aboca a la ansiedad y a la pérdida de autoestima.  Todos nuestros entornos se enfrentan a las consecuencias y nuestra zona de confort queda expuesta a riesgos que ya no estamos seguros de poder controlar.

Nuestro entorno familiar  (pareja, hijos, padres),  el profesional (compañeros, colegas y ¿algún amigo?) y el social (verdaderos amigos y ciertos conocidos) sufrirán un impacto directo a la línea de flotación.  Todo se ve afectado cuando perdemos nuestro puesto de trabajo.

Pero la vida sigue.  Y a lo primero que nos enfrentamos es a ese hecho tan simple como obvio.  La vida sigue.  Y, ¿por dónde empezar si no es por uno mismo?  Nos miramos al espejo, pensamos en la que se nos viene encima y, antes o después, caemos en la cuenta de que nuestra rutina sufrirá una alteración tan considerable, que quizás no estuviera mal empezar por considerar ese “detalle”.

alone-279080_150Durante el desempleo la prioridad es encontrar un nuevo trabajo y,  en este sentido, la mayoría de expertos señalan que encontrar un nuevo trabajo supone un trabajo en sí mismo. Un aviso: un trabajo en el que el jefe eres tú y por tanto a ti te corresponden los temas organizacionales, entre ellos, fijar la rutina laboral.

 

Sea cual sea nuestro objetivo, es importante organizarse.  Empecemos por perder el miedo al espanto que imaginamos cuando pensamos en nuestro día a día como desempleados.  Y una de las medidas disuasorias frente a ese miedo es aprender a gestionar el exceso de tiempo del que dispondremos durante el desempleo.

Y para gestionar ese tiempo, empecemos por organizarlo.  Una rutina, más o menos flexible, es fundamental.  Nos ayuda a mantener un orden personal y nos mantiene activos y en contacto con nuestro entorno.

Dependerá de nuestras circunstancias, nuestras prioridades o, simplemente, los plazos que nos hayamos fijado para cumplir nuestro objetivo.  El caso es que una buena programación de nuestro tiempo – una buena rutina – nos permitirá afrontar de modo más saludable una situación que podría socavar la autoestima y seguridad en uno mismo.

Las cosas ya no volverán a ser igual.  Y depende de nosotros afrontar de una u otra manera esta nueva circunstancia.  Los expertos y el sentido común abogan por organizar bien el tiempo desde el principio….

y tú qué opinas?

 

Por Juan Canut

@johnnycanut

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/49681/disenar-nueva-rutina-diaria-si-he-quedado-paro"]
RELACIONADOS