Cultura y Sociedad, Patrimonio 


¿Cómo organizaban su espacio los neandertales?

Hasta no hace mucho tiempo, las formas de vida y organización del  Homo neanderthalensis eran apenas conocidas por la comunidad científica; a menudo esta especie era presentada con una capacidad intelectual menor a la que las nuevas investigaciones están revelando. Los hallazgos de yacimientos neandertales en las últimas décadas y el desciframiento del genoma humano, en el que se demuestra que entre el 1-4% de los genes son de origen neandertal, ha puesto de manifiesto el interés hacia nuestros antepasados y sus formas de vida.

Neandertales en torno a un hogar

Un reciente estudio publicado en la última edición de la revista Canadian Journal of Archaeology muestra los resultados de las excavaciones realizadas en Riparo Bombrini, un refugio de roca en el noroeste de Italia, donde los científicos han descubierto que los neandertales organizaron los espacios de sus viviendas de forma similar a la de los humanos modernos, un hallazgo que demuestra una vez más similitudes entre ambas especies.

En este yacimiento, en el que está atestiguada tanto la presencia neandertal como la de los primeros humanos anatómicamente modernos, se han estudiado los niveles de ocupación neandertal,  dejando para la investigación futura los niveles más recientes de ocupación de los humanos modernos. De esta forma, el objetivo es comparar cómo los dos grupos organizaban su espacio.

El sitio, que comprende tres niveles de ocupación neandertal, ha permitido a los científicos confirmar que éstos eran ordenados y dividieron la cueva en diferentes áreas para realizar diversas actividades. El nivel superior fue utilizado como lugar de trabajo, donde se llevaban a cabo las labores de despiece de la carne y preparación de la matanza como atestiguan los restos de huesos de animales esparcidos en la parte trasera de la estancia. En el nivel medio, que presenta mayores huellas de ocupación, se encontraron también restos de fauna así como de industria lítica. Además, en este nivel también se hallaba un hogar a un metro y medio de la pared, que debió permitir el caldeamiento de la estancia y serviría como lugar de reunión y dormitorio. En el nivel inferior  se encontraron  más artefactos líticos en el inicio de la boca de la cueva, lo que sugiere que la producción de herramientas podría haberse realizado en el lugar que disponía de mayor luz solar.

Excavaciones en Riparo Bombrini

Además de estos elementos, en todos los niveles se encuentran otros como el ocre, que podría haber sido empleado para curtir pieles, aunque no se descartan otros fines como un uso antiséptico o simbólico en posibles rituales. Al igual que el ocre también están presentes en todos los niveles restos de moluscos, lo que indicaría que estos grupos aprovechaban los recursos marinos además de la caza para completar su dieta en proteínas.

Todas estas evidencias de organización del espacio y diferenciación de las áreas para las distintas actividades demuestran que los neandertales eran mucho más avanzados de lo que se pensaba originalmente, apunta Julien Riel-Salvatore, profesor de Antropología en la Universidad de Colorado en Denver y autor principal del estudio.

Estas investigaciones ponen de manifiesto que esta especie era más parecida a la nuestra de lo que se creía y que a la hora de estudiar  el comportamiento humano sobre los patrones de organización del espacio también debe incluirse la de nuestros antecesores.

 

Vía| Heritagedaily

Más información| Academia

Imagen| Neandertales, Riparo Bombrini

 

RELACIONADOS