Actualidad Económica, Economía y Empresa 


¿Cómo nos afecta el Euribor?

¿Qué es el Euribor y cómo nos afecta?

Euribor es el acrónimo de Euro Interbank Offered Rate o lo que se conoce como “tipo europeo de oferta interbancaria”. Es el tipo medio de interés al que se prestan euros entre sí un gran número de bancos europeos, por lo que fluctúa constantemente. El panel de bancos que determina los tipos del Euribor se compone exclusivamente de bancos que han obtenido una excelente valoración crediticia.
Los orígenes del Euribor se remontan al año 1999, año de introducción de la momeda única europea, Euro. Anteriormente se publicaba diariamente una tarifa similar conocida como Aibor. Además, también existían diferentes tipos de referencia nacionales como el Pibor en Francia y el Fibor en Alemania.Euribor

Para la determinación de los tipos Euribor se procede a eliminar el 15% más alto y el 15% más bajo de los tipos de interés y dichos resultados se transmiten a todos los interesados y a la prensa.

Hay que señalar que existen 8 tipos de interés Euribor, cada uno con un plazo de vigencia diferente (previamente había 15). La cuantía de los tipos de interés Euribor se determina en un primer momento a partir de la oferta y la demanda. Pero hay que advertir que también existen diversos factores externos que pueden afectar significativamente a la determinación de la cuantía de los tipos de interés Euribor como pueden ser las circunstancias económicas como el crecimiento de la economía, la tasa de inflación, la solvencia de los bancos, la confianza mutua y la confianza del consumidor.

El Euribor es considerado el tipo básico de referencia para una gran cantidad de productos (derivados) de renta como son los futuros, swaps y en acuerdos sobre tipo de interés futuros. Es empleado también con frecuencia como tipo de referencia para el cálculo de hipotecas e imposiciones a plazo.

¿Cómo nos afecta?

Si nos centramos en lo que puede suponer para un ciudadano de a pie y en lo que afecta realmente a su vida diaria podemos hablar claramente del término hipoteca. La banca ha lanzado en los últimos meses préstamos a tipo fijo con la intención de ofrecer una tranquilidad mayor a sus clientes, pero no debemos pasar por alto que en España el 94% de las hipotecas permanecen ligadas a la evolución del Euribor a un año y, por tanto, a las posibles oscilaciones del mismo.

El Banco de España ratificó que el Euribor a doce meses cerró mayo en el mínimo del 0,165%, lo que se reducirían las hipotecas contratadas hace un año en algo más de 220 euros al año. Por tanto, una hipoteca contratada hace un año por un importe de 100.000 euros con un plazo de amortización de 25 años vería como su cuota se reduce de 358,7 a 340,28 euros, un descuento de unos 222 euros al año.
El Euribor a doce meses bajó también en junio al mínimo histórico del 0,163 %. Éste comenzó el mes en el 0,161% y alcanzó su máximo el día 10, cuando alcanzó el 0,166%, una tasa que se repitió entre los días 16 y 19 de junio, para después retomar la tendencia a la baja, hasta el 0,162% registrado el pasado viernes.

Euribor junio 2015

Tendencia del Euribor durante junio de 2015

Pero hay que señalar que después de los problemas causados por las negociaciones entre Grecia y la Troika, el índice ha repuntado en las dos últimas sesiones del mes y ha cerrado junio con una tasa diaria del 0,163%. Un año antes, en junio de 2014, el Euribor se situaba en el 0,513 %, casi cuatro décimas por encima del último marcado.
Debemos retroceder hasta julio de 2008 para encontrar el máximo histórico del Euribor, que fue del 5,393 %, y a partir de ese momento tomó una trayectoria a la baja que se paró en 2010, y que retomó a mediados de 2011.

Es importante señalar también que después de que los Tribunales pusieran en entredicho las cláusulas suelo, que impedían que la mayoría de los clientes pudieran beneficiarse de determinadas bajadas del Euribor, la banca ha dejó de ofertarlas y con ello, consecuentemente, también han desaparecido las cláusulas techo, que protegían al cliente frente a eventuales subidas del mismo.

Ante esta situación, es necesario hacer hincapié en que cualquiera que vaya a firmar un préstamo debe conocer que su cuota mensual puede subir hasta niveles que ahora mismo no se plantea, ya que nadie es capaz de realizar predicciones sobre la evolución del Euribor a 12 meses y hay que mencionar que hace unos años, en el verano de 2008, éste estaba en niveles máximos en torno al 5,5%. Por consiguiente, si hacemos una previsión a corto y medio plazo, es probable que las hipotecas que se están firmando hoy en día puedan ser de lagún modo sostenibles, pero nadie puede asegurar con certeza que continuen siendolo en el futuro.

Para verlo en términos matemáticos, y teniendo en cuenta los diferenciales próximos al 2%  que se están ofreciendo en estos momentos, supondría pagar un interés del 7,5% en unos años si el Euribor vuelve a los niveles de 2008, algo que no puede descartarse si tenemos en cuenta que hoy en día, la vida media de una hipoteca supera los 20 años.
Por lo tanto, y la vista de los datos expuestos, hay que ser cautos a la hora de decidir entre un atractivo pero cortoplacista tipo variable o el estable, pero menos atractivo quizás, tipo fijo.

Vía| Euriobordiario, Finanzas.com

Más información| Expansión

Imagen| Euribor, Euribor junio

En QAH| ¿Cómo funciona el Euribor?,  ¿Qué relación existe entre el tipo de interés oficial, el Euribor y el coste de las hipotecas?, ¿Qué son el Euribor, Libor y Eonia?, ¿Ha muerto el Euribor? Su sucesor: El IRS (I) y (II)

RELACIONADOS