Tecnología y Social Media 


LinkedIn: Cómo mejorar tu perfil profesional notablemente

LinkedIn Groups

Nos encontramos en un panorama social en el que, a veces, nos podemos sentir abrumados con tantas redes. Tenemos que estar en Facebook, en Twitter y, por supuesto, en Linkedin si queremos tener más posibilidades de encontrar trabajo. 

Pero esta necesidad que existe de estar en todas partes a veces provoca que no podamos dedicarle todo el tiempo que requieren y acabemos estando a medias. No obstante, si nos creamos un perfil en Linkedin para ser más visibles a las empresas, lo ideal es que mostremos lo mejor de nosotros.

A continuación vamos a enumerar algunos consejos que os pueden ayudar a implementar vuestro perfil en Linkedin:

– Fotografía: Es prácticamente lo primero en lo que se fijan aquellas personas que entran en nuestro perfil. Un perfil sin ninguna imagen, la fotografía de la orla o una foto en la que se ve la playa de fondo, transmiten falta de profesionalidad y de experiencia.

– Nombre y apellidos: En este apartado deberíamos evitar iniciales o apodos para facilitar al máximo que no puedan encontrar.

– Titular profesional: En lugar de indicar en el lugar que trabajamos o que hemos trabajado, datos que se pueden ver a lo largo de todo el perfil, es conveniente añadir una frase que nos describa, que diga algo más de nosotros que simplemente “necesito un trabajo”.

LinkedIn

– URL: A la hora de enlazar y de facilitar las búsquedas, ayuda mucho personalizar la URL de nuestro perfil. No es lo mismo enlazar a http://www.linkedin.com/beatrizgonzalez que http://www.linkedin.com/847358346536565386. La segunda opción queda más impersonal y denota que no hemos dedicado demasiado tiempo a personalizar nuestro perfil.

LinkedIn

Podéis hacerlo como se indica en las imágenes.

– Datos de contacto: Si de verdad queremos que nos encuentren, tenemos que facilitarles las cosas a los demás. Incluir un número de teléfono o una dirección de correo electrónico puede ser la clave para que se pongan en contacto con nosotros. Si alguien ve nuestro perfil y le gusta, pero tiene forma de comunicarse con nosotros, habremos perdido una gran oportunidad.

– Extracto: Esta parte es tan importante como la experiencia profesional y deberíamos rellenarla. Es la oportunidad que nos da Linkedin para humanizar un poco nuestro CV online, contar quiénes somos, cuáles son nuestros intereses y fortalezas, en definitiva, demostrarle al que está leyendo porqué debe contratarme.

– Palabras clave: En las descripción de cada cargo, título o actividad que hayáis desarrollado intentad incluir aquellas palabras clave relacionadas con el sector al que os queréis dedicar.

– Recomendaciones: Una de las partes fundamentales de esta red social profesional es la posibilidad de incluir recomendaciones de compañeros de trabajo, profesores, etc. Para ello, es necesario que la persona que nos recomienda esté también en Linkedin. Las buenas recomendaciones darán un aspecto más profesional a nuestro perfil y ayudarán a las personas que lo vean a hacerse una idea de cómo trabajamos.

– Solicitud de contacto: Intentad, en la medida de lo posible, personalizar las solicitudes de contacto. Queda mucho más personal y refleja un verdadero deseo de contactar con esa persona. De la misma forma, agradecerle a alguien que ha aceptado la solicitud o que nos la ha enviado a nosotros, nunca está de más puesto que así creamos un primer acercamiento con es        a persona.

– Grupos profesionales: Otra de las características propias de Linkedin es que permite a los usuarios inscribirse o crear grupos de temas concretos. Es uan excelente oportunidad para entrar en contacto con profesionales de nuestro sector y debatir sobre temas relacionados con el mismo. En estos grupos, podemos expresar nuestras ideas, proponer temas y darnos a conocer un poco mejor.

– Aplicaciones: Debemos aprovechar la posibilidad de instalar aplicaciones en nuestro perfil para destacar nuestras propias habilidades. Por ejemplo, si tenemos un blog, podemos incluirlo al final de nuestro perfil para que todos puedan leer lo que escribimos, al igual que nuestras publicaciones en Twitter. También podemos adjuntar documentos como carta de presentación, CV en inglés o recomendaciones de personas que no estén en Linkedin, para completar nuestra información profesional.

Solo queda mantener actualizado el perfil y publicar de vez en cuando.

Imagen | Bay of blog

RELACIONADOS