Derecho Mercantil, Economía y Empresa, Jurídico 


¿Como mejorar la producción y la salud en el trabajo?

Desde hace tiempo se habla mucho sobre la tensión existente en el ambiente debido a la mala situación económica, esto conlleva que muchas personas estén sometidos a una tensión constante que perjudica tanto a las empresas como a los propios trabajadores en dos aspectos :la producción y la salud (no necesariamente en ese orden).

Fútbol empresa

En esta situación ambas partes, trabajador y empresa salen perjudicadas, por lo que algunas empresas, principalmente de gran tamaño y con una filosofía que se acomoda a los nuevos tiempos y necesidades relacionadas con la gestión de los Recursos Humanos, han tomado medidas que permiten a los trabajadores poder tener espacios y tiempo para realizar deporte u otra clase de actividades. Estos nuevos metodos les permitan descansar cuerpo y mente cuando lo necesitan, sin estar necesariamente sometidos a horarios, sino más bien cuando el cuerpo o la mente necesitan “desconectar” para poder volver a “conectar” al 100%.

Habrá quien piense que el trabajador en su empresa va a trabajar y que desconectar es cosa del  tiempo libre, puede que no le falte razón. El problema es que en muchas ocasiones el trabajador no puede usar su tiempo de ocio para “cargar pilas”, debido a responsabilidades personales o de otra índole que limitan la posibilidad de descansar, relajarse o desconectar lo suficiente para que esa persona pueda rendir plenamente.

Está comprobado que la actividad laboral de un trabajador es superior a inicios de semana que a finales de esta, lo cual va en detrimento de la productividad y tiene como origen el agotamiento mental y/o físico que supone el paso de los días. Por suerte el fin de semana ayuda a poder desconectar y descansar, pero después hay cinco días por delante, con lo que quizás no sea suficiente.

La realización de ejercicio físico como acudir regularmente al gimnasio o la realización de actividades al aire libre (correr o bicicleta por ejemplo) suponen una mejora de la salud y cierto descanso intelectual. Por otro lado, existen actividades como el Tai Chi, el Chi Kung o el Yoga que permiten un importante desarrollo físico (aunque no lo parezca, bien realizado y enseñado por profesionales, es muy efectivo) y conllevan un descanso intelectual importante.

El trabajador también puede acudir a distintos hobbies que permiten desconectar mentalmente, pero que si no están relacionados con el ejercicio físico en muchos casos no permiten mejorar la salud (recordemos eso de “mens sana in corpore sano”) y según cuales tampoco descansar la mente como deberíamos.

Foto Tai Chi

En algunas empresas se han puesto en marcha planes como la puesta a disposición de gimnasios a los trabajadores o acuerdos con gimnasios externos para que acudan los trabajadores con mejores condiciones económicas, lo que supone una motivación mayor para acudir a los mismos. En otros casos también se han puesto a disposición de los trabajadores clases de Tai Chi, Chi Kung o Yoga, que al no necesitar los mismos medios (espacio y aparatos) que un gimnasio y no suele suponer demasiado tiempo de realización para su efectividad, es una alternativa muy adecuada para permitir “cargar pilas”.

Aunque la puesta a disposición por parte de las empresas de estas actividades es algo muy positivo tanto para la empresa como para el trabajador, por desgracia aún muchas no son conscientes de su efectividad y en otras aparentemente no es posible ponerlas en marcha (aunque siempre se pueden buscar soluciones). Además, esto no debe ser obstáculo para que cualquier persona ponga medios en su práctica, ya que no se trata de un mero capricho, si no de una necesidad.

Fundamentalmente  el ejercicio es importante para contar con una buena salud, pero también es una buena herramienta si queremos rendir mejor y estar más satisfechos en el desarrollo de nuestras actividades profesionales.

Imagen| muypimes.com,  blogdeporvillage.com

En QAH|10 similutdes entre el golf y la empresa, ¿Cual es la conexión entre el deporte y el marketing?,  ¿Formación ofensiva o defensiva frente a la crisis?

 

RELACIONADOS