Salud y Deporte 


Cómo manejar la frustración

La frustración es un sentimiento que surge cuando algo que nos habíamos planteado no sale como habíamos deseado. Este sentimiento lo hemos tenido todos en algún momento de nuestras vidas, (al ser rechazados en una entrevista de trabajo, al suspender un examen, al no conseguir tu meta en un determinado deporte…) lo cual es algo normal; el problema surge cuando no sabemos cómo manejar la frustración y ésta se convierte en un pesar diario.

¿Cómo evitar la frustración?

¿Cómo evitar la frustración?

Normalmente, cuando esto ocurre y la persona no es capaz de desprenderse de la frustración generada por una determinada situación, empieza a manifestar una serie de síntomas (agresividad, impotencia, ira, ansiedad…) que lo único que provocan es agravar el problema y el malestar general de la persona.

Para manejar la frustración y tolerar un poco mejor nuestras derrotas, debemos trabajar nuestras emociones y tener en cuenta una serie de pautas:

  • Está bien que confiemos en nosotros mismos al 100 %, pero nadie es un <<crack>> en todo, asique se consciente de cuáles son tus límites y actúa en función de ellos. Intenta disfrutar al máximo de tus cualidades, pero ten en cuenta aquellas que no tienes tan desarrolladas.

 

  • Una vez que sepas ‘hasta dónde puedes llegar’, plantéate metas realistas. Si se te da muy bien practicar running, pero en sesenta minutos no eres capaz de correr más de 8 km, no te pongas como meta al día siguiente correr 12 km en sesenta minutos.  Practica la paciencia y la constancia.

 

  • Continuando con el punto anterior: esfuérzate, da todo de ti, se constante y trabaja por llegar a donde te planteas. Nadie nace sabiendo de un día para otro. Y tú tampoco.

 

  • Acéptate a tí mismo y a tus errores. Es de sabios rectificar, asique asume que quizá eso que te frustra sea así porque hay una parte que no hiciste bien.

 

  • Porsupuesto: nunca tires la toalla. ¿No has aprobado ese examen que tanto te cuesta? Sigue estudiando, seguro que a la siguiente va la vencida. ¿Has hecho una entrevista y no has resultado seleccionado? Sigue presentándote como candidato ante las empresas, seguro que para alguna resultas imprescindible.

 

Por último, si te sientes tan frustrado que piensas que vas a explotar y no hay forma de sentirte mejor, respira hondo, trabaja tus emociones, háblate de forma positiva motivando tu autoestima y cuéntale como te sientes a tus familiares, amigos o pareja. Las personas queridas son un potente motivador en estos casos y no te dejarán que tires la toalla.

 

Vía | MCN Psicología

Más Información|Rincónpsico

Imagen | Psicoblog

En QAH|10 claves para ser felices haciendo deporteEl Mundial de Brasil ’14 y la importancia de los estados de ánimoLa psicología del deporte (I): Orígenes¿Qué hay detrás de los cracks del Mundial Brasil ’14?

 

RELACIONADOS