Apple, Tutoriales 


Cómo Instalar y desinstalar programas en Mac

Hace ya un tiempo comenté que había decidido pasarme a Mac y aprovechando la coyuntura de que estoy por tierras americanas  me aventuré a hacer con un Mac Pro con Retina y dar el salto a un nuevo sistema operativo. Así que igual que muchos que vosotros me he encontrado algo perdido con las nuevas opciones, acostumbrado hasta ahora a todo el ecosistema Microsoft.

Instalar programasDurante este periodo de cambio he ido aprendiendo a manejarme y a hacerme con las pequeñas diferencias que encontramos entre ambos sistemas operativos. Tengo que reconocer que lo que mas echo de menos es mi querido paint, con el cual hacia simple pero efectivas y rápidas ediciones de imagen. Volviendo al tema, durante este tiempo he ido aprendiendo y recopilando información sobre pequeños detalles que voy a ir compartiendo con vosotros estas semanas.

Comenzamos. Lo primero que note con la llegada a Mac OS, es que no sabía instalar nada, (vergüenza sentía) pero al poco fui descubriendo que solo era debido a mi inercia de Windows.

 

Instalando programas en Mac

Aunque difiere de Windows, podemos decir que es mucho mas sencillo. Tan sencillo como arrastrar el archivo del programa a la carpeta Aplicaciones. Con tan sólo arrastrarlo a la carpeta de Aplicaciones que encontraremos en Finder tendremos la aplicación instalada.

imageshackAlgunos de los programas que descarguemos por Internet para Mac tendrán la extensión .dmg con tan solo hacer doble clic en este archivo que tendrá el icono de un disco duro. Se abrirá una carpeta con el archivo del programa, veremos el icono, que deberemos arrastrar a la carpeta de Aplicaciones.

También existen otros programas que utilizan instaladores, pero este proceso se asemeja mucho mas al que ya conocemos de Windows. Doble clic en el archivo y comenzará un proceso parecido a Windows donde tenemos que escoger el disco duro, etc.

 

Desinstalando programas en Mac

La desinstalación también cambia con respecto a Windows, y para los que no estáis acostumbrados como yo, seguro que os deja un poco fríos  como esperando que haga algún extraño proceso que te de la confianza de que los archivos ya no están en tu disco duro, pero no. El proceso es limpio y sencillo, tan solo deberemos arrastrar el icono del programa a la papelera de reciclaje.

Buscamos el programa en la carpeta de aplicaciones o directamente desde Finder, y lo arrastramos a la papelera. Así de sencillo.

Aplicaciones MacPara los mas agnósticos pueden utilizar desinstaladores como AppZapper, que en teoría desinstala todos los archivos que ha podido generar el programa. Pero a diferencia de Windows, donde es mas que recomendable una buena desinstalación para no dejar basura, en Mac, no notaremos tal lastre.

Espero que os haya sido útil y como habéis visto aunque por la novedad nos hace pensar que es difícil, la realidad es que es aun mas sencillo que en otros sistemas operativos.


RELACIONADOS