Coaching y Desarrollo Personal, Uncategorized 


Cómo hacer peticiones de forma persuasiva

En muchas ocasiones, la consecución de nuestras metas se relaciona con el comportamiento de otras personas. Si queremos persuadir a una persona para que haga algo, es importante que tratemos de hacerlo de forma adecuada.

¿Cómo hacer peticiones de forma asertiva y persuasiva? (Caballo, 2000;Roca, 2005)

Antes de nada, es importante que tengas SIEMPRE en cuenta lo siguiente: tienes derecho a hacer peticiones, pero no a exigir, ya que los demás tienen derecho a decir no.

Una vez tengas esto en cuenta, puedes empezar a hacer peticiones siguiendo estos consejos:

Antes de hacerla…

  • Trata de tener tu objetivo claro y definido
  • Busca el momento adecuado. No hagas la petición cuando la otra persona está enfadada, agobiada o haciendo otras cosas, porque reducirás las posibilidades de que acepte tu petición.

En el momento de hacerla….

  • Mantén contacto ocular
  • Sonríe (si es adecuado)
  • Llama a la persona por su nombre
  • Sé amable
  • Haz la petición de forma directa y sin rodeos
  • Puedes hacer una pequeña introducción de la situación, sin alargarte mucho
  • Usa la primera persona y los condicionales:
    • “Me gustaría…”
    • “Desearía…”
  • Repite la petición si es necesario
  • Evita justificarte con explicaciones largas e innecesarias (“mi novio está fuera, mi hermana también y mi madre…”)
  • Evita utilizar disculpas excesivas (“perdona por pedírtelo, parece que siempre recurro a ti…”
  • Si tras la petición ofrece una negativa, puedes volver a expresarla pero no has de emplear manipulaciones, amenazas, insultos o expresiones sobre las responsabilidades del otro
  • Si la persona necesita tiempo para pensarlo, respétalo
  • Puedes incluso decirle que se tome un tiempo para reconsiderarlo y volver a realizar la petición en otro momento
  • Empatiza, es decir, ponteen el lugar del otro para comprender su posición
  • Usa alternativas de solución a las excusas
  • Sé flexible. En caso de que no puedas lograr el objetivo completo, busca un acuerdo

Ejemplo:

  • María: Hola Juan, perdona que te moleste, ¿tienes un minuto? Quería preguntarte si por favor podrías encargarte tu del informe de esta semana.

Si consigues tu objetivo…

  • Agradécelo (Por ejemplo: “Gracias por aceptarlo. Me alegro de haber podido hablar contigo y haber llegado a un acuerdo”)
  • Expresa un sentimiento positivo a la otra persona

Así, estarás incrementando las posibilidades de que en el futuro la otra persona vuelva a aceptar una petición.

Si no consigues tu objetivo

  • Recuerda: los demás tienen derecho a decir no.
  • Trata de buscar alternativas, o bien por ti mismo, o bien recurriendo a otras personas

Una vez hemos aprendido a hacer peticiones… ¿Cómo podemos ser aún más persuasivos?

  • Crea un clima de confianza y apoyo, ofreciendo elogios y ayuda a la persona a la que quieres pedir algo. Cuanta mayor sea nuestra habilidad para generar emociones positivas en otros, mayor será nuestra capacidad para influir en ellos.
  • Formula las ventajas que obtendría la otra persona si hace lo que le pides. Plantea por qué le puede interesar acceder a tu petición.
  • Formula los inconvenientes que se producirán si no accede.
  • Refuerza al otro cuando se esté acercando a lo que le estás pidiendo.
  • Evita insistir en exceso o recurrir a insultos o “deberías”.

 Y ahora que ya sabes cómo hacer peticiones de forma adecuada, lo siguiente que tienes que hacer es… practicar, practicar y… ¡practicar!

Vía| Caballo, V (2000) Manual de evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Madrid, Siglo XXI Editores S.A.

Roca, E (2005). Cómo mejorar tus habilidades sociales: programa de asertividad, autoestima e inteligencia emocional. ACDE Ediciones.

Imagen| Peticiones.

RELACIONADOS