Tecnología y Social Media 


Cómo hacer DropShipping y no morir en el intento

DropShipping es un sistema de gestión de logística, que consiste en que tú realizas la venta desde tu tienda online y tu proveedor le envía el producto directamente a tu cliente.

La tienda online se encarga de gestionar la atención al cliente, el marketing, el posicionamiento, la facturación y la base de datos de pedidos y clientes pero no se encarga del almacenaje, empaquetado y envío de los productos, sino que estos procesos se derivan en la empresa mayorista.

Visto así parece un negocio redondo.
No necesitamos disponer de inventario (con el consiguiente ahorro económico). Tampoco necesitamos disponer de un almacén o local físico ya que nosotros no almacenamos los productos, y además tampoco tenemos que preocuparnos por empaquetar y gestionar los envíos.

El problema con el DropShipping, es que parece tan sencillo y con tan poco riesgo, que muchos emprendedores  se lanzan a la piscina sin tener en cuenta ni estudiar factores importantes que no sólo afectan al dropshipping sino a cualquier tipo de tienda online.

dropshipping

Puntos a tener en cuenta si queremos hacer DropShipping

Estudia cual es la plataforma más adecuada a tus necesidades (tamaño de la tienda, presupuesto disponible, costes de mantenimiento y hosting). Actualmente si quieres hacer DropShipping, la solución pasa por una tienda online prestashop o una tienda online magento.
Prestashop es recomendable para tiendas pequeñas y medianas, mientras que Magento es recomendable para grandes proyectos y su coste también es más elevado.

Escoge bien a tu proveedor

Esta es una de las partes más importantes si vas a hacer DropShipping. El proveedor no sólo será el que fije el precio de tu producto, sino también el que lo envía. Si no cumple los plazos de envío o surgen problemas con las devoluciones de los productos, tu negocio tendrá las horas contadas. Investiga al DropShipper y las opiniones de otros comerciantes antes de contratarlo.

Evalúa bien tu negocio

Estudia tu sector y tus productos. Analiza cual es el nivel de tus competidores, cuantos hay cómo lo están haciendo. Estudia el mercado y las tendencias de consumo o interés de los usuarios respecto a tus productos.

Calcula bien los costes del proyecto

Sé realista, si decides montar tú mismo la tienda online si no tienes experiencia en diseño web probablemente el resultado sea mediocre.
Con tantas tiendas online hoy en día, el diseño y la usabilidad es algo fundamental. Nadie va a comprar en una tienda que parezca cutre por muy bueno que sea aquello que ofreces.
Un diseño pobre no transmite confianza y seguridad al cliente, además es posible que necesites hacer ajustes o ampliaciones en tu tienda e incluso solucionar errores inesperados e imprevistos.

Invierte en estrategias SEO y de redes sociales

En los primeros meses del proyecto si quieres conseguir tráfico hacia tu tienda online, considera contratar anuncios en Google o Facebook. Si sabes cómo hacerlo, puedes intentarlo tú mismo, si no contacta con una agencia de marketing online para que te ayude.
Optimiza el SEO de tu tienda online.
Crea una comunidad utilizando las redes sociales y un blog en el mismo dominio que la tienda. Publica semanalmente contenidos optimizados para tus buscadores y orientados a las búsquedas que realizan tus potenciales clientes. Haz una selección de palabras clave candidatas utilizando el planificador de palabras clave de AdWords.
Sin inversión en marketing online, será casi imposible que tu tienda pueda despegar.

Fideliza a tus clientes

Conseguir un cliente es muy complicado, por eso cuando lo hagas, fidelízalo y trátalo como si fuera tu único cliente. En muchas ocasiones esos clientes pueden ser tu mejor publicidad, no lo desaproveches.

¿Conoces alguna otra recomendación para aquellos que quieren hacer DropShipping?
Cuéntanoslo en los comentarios.

RELACIONADOS