Cultura y Sociedad, Patrimonio 


¿Cómo es representado san Bruno, fundador de los cartujos?

488px-Girolamo_Marchesi_-_Saint_Bruno_-_Walters_37423

Girolamo Marchesi, “San Bruno”, siglo XVI.

El fundador y miembro más destacado de la orden religiosa de los cartujos es san Bruno de Colonia. En realidad, para hablar con propiedad, deberíamos referirnos a él únicamente como Bruno de Colonia, ya que hasta la fecha no ha sido canonizado y probablemente esta ausencia de canonización deba vincularse a la humildad y desapego hacia los honores mundanos que caracterizan a la orden. Sí es cierto que el Vaticano autorizó a los cartujos el rendir culto a Bruno en 1514, extendiéndose este permiso a toda la Iglesia en 1623. Por tanto, se trata de un caso muy diferente al de san Francisco, quien fue canonizado muy poco después de su fallecimiento.

Poco se sabe de los inicios de la vida de san Bruno. Parece que nació en torno a 1030 y fue canónigo en Colonia. Con tan sólo 27 años se le hace catedrático en Reims (Francia). Allí tuvo entre sus alumnos al que se convertiría después en el papa Urbano II, de quien además sería Bruno consejero. Como es habitual en muchos de los santos de este período (recuérdese el caso de san Bernardo de Claraval), Bruno destacó por su elocuencia.

San Bruno (Manuel Pereira, MRABASF E-18) 02

Manuel Pereira, “San Bruno”. c. 1650. San Bruno aparece sosteniendo una calavera mientras que a sus pies se encuentra la mitra del obispado que rechazó.

Otro aspecto vital que comparte con otros santos y fundadores de órdenes del momento es su rechazo de algún alto cargo eclesiástico. En este caso le fue ofrecido ser nombrado obispo, cargo que desdeñó para poco después unirse al ermitaño Roberto de Molesmes, personaje vinculado a los inicios de la orden cisterciense.

Sin embargo, parece que a san Bruno esta vida de eremita no les satisfacía, pues marchó con seis compañeros al encuentro de san Hugo, obispo de Grenoble. San Hugo, por su parte, había tenido una visión en la que se le aparecían siete estrellas, en alusión a la inminente llegada de los futuros cartujos. Es por eso que en el escudo cartujo vemos siete estrellas. Una vez en Grenoble, san Bruno y sus seguidores fundaron la Gran Cartuja.

Finalmente, san Bruno falleció el 6 de octubre de 1101 en Calabria, fecha en la que en la actualidad se celebra su fiesta.

Ribalta-san_bruno

Francisco Ribalta, “San Bruno”. c.1625. El santo aparece portando un libro en la mano y la estrella sobre su pecho.

¿Cómo fue codificada la imagen de san Bruno en el arte? Parece que las imágenes más antiguas conservadas del santo ermitaño datan del siglo XIV, concretamente de un libro escrito para el duque de Berry que estaba ilustrado con escenas de la vida de Bruno. En ellas ya aparecen sus atributos sempiternos: un libro, en alusión a su desempeño como escritor y maestro (fue especialmente alabado, como hemos dicho, por su elocuencia y capacidad para enseñar) y su hábito cartujo con la traba uniendo las dos partes de la cogulla. En cuanto a sus rasgos, Bruno suele ser caracterizado con tonsura y rostro enjuto, imberbe.

Otros atributos que poco a poco se irán imponiendo sobre el libro (aunque éste no desaparecerá del todo) serán la calavera y el crucifijo que Bruno sostendrá en sus manos, relacionados con el desprecio de las vanidades del mundo. Tanto el crucifijo como la calavera serán elementos recurrentes en la iconografía de los santos eremitas y penitentes tales como san Jerónimo, María Magdalena o incluso san Francisco, como ya vimos en la anterior entrega. También podremos encontrar a los pies del santo una mitra o un báculo aludiendo a los episodios de la vida de Bruno en los que rechazó cargos eclesiásticos.

Finalmente, otro atributo que nos podrá indicar que nos encontramos ante san Bruno es la estrella que brilla en su pecho que no es otra que una de las siete estrellas que san Hugo vio en su sueño. La estrella también aparece vinculada a santo Domingo de Guzmán, si bien en su caso brilla en su frente.

Imagen|Ribalta; Pereira; Marchesi

En QAH| Iconografía de san Pedro Nonato; Iconografía de san Judas Tadeo; Iconografía de san Francisco de Asís

RELACIONADOS