Cultura y Sociedad, Historia 


¿Cómo era Sudáfrica antes de Mandela? (II)

 

Entrada a un bantustán

Entrada a un bantustán.

Como veíamos en el artículo anterior, las políticas segregacionistas del gobierno afrikáner no fueron aceptadas por la comunidad internacional, especialmente por Gran Bretaña, y para justificar esta discriminación racial ante otros países o la propia ONU, el Gobierno de la Unión Sudafricana emitía pases a la población, de forma que podía controlarla y hacer ver que la población negra no era legalmente ciudadana del país, sino de los diez bantustanes (llamados “homelands” o patrias por el gobierno) creados para albergar a esta población. Así se creó la imagen de que la población negra sólo podría acceder a los territorios urbanos si disponían de un pasaporte, emitido por el propio gobierno de la Unión Sudafricana. De todas formas, a pesar de los esfuerzos del gobierno por reubicar a toda la población negra en los bantustanes, algunos lograron permanecer residiendo en las zonas blancas; sin embargo incluso a éstos se les empadronó bajo la figura de extranjeros residentes pertenecientes a estos estados ficticios para, de esta forma, poder arrebatarles sus derechos de ciudadanos de la Unión Africana.

Debido a este nuevo marco de políticas que protegían el régimen discriminatorio, el Congreso Nacional Africano logró engrosar sus filas pasando en los años cincuenta de tener alrededor de siete mil afiliados hasta más de cien mil. Esta organización, que reunía corrientes socialistas y sindicatos desde comienzos del siglo XX, se dedicó desde su creación a proteger abiertamente los derechos de la población negra.

Uno de sus logros más reconocidos por aquella época, en la que Mandela ya militaba en sus filas, fue la creación de la Carta de la Libertad en 1955, una declaración de principios básicos que simbolizaba la unidad de objetivos del CNA y las congregaciones de hindúes y mulatos, el Congreso Indio Sudafricano y el Congreso del Pueblo de Color, para lograr la igualdad racial en el país. En este manifiesto se tratan temas como el reparto de tierras, las libertades políticas, los derechos humanos o la educación universal, referentes a todos los ciudadanos de Sudáfrica sin distinción de razas.

Funeral de las víctimas de la matanza de Sharpeville.

Funeral de las víctimas de la matanza de Sharpeville.

Debido a este tipo de acciones consideradas subversivas por el gobierno, el CNA fue declarado traidor a la patria y muchos de sus miembros fueron apresados. Esto produjo una escalada de tensión entre sus miembros y las fuerzas del orden que desembocaría en la Matanza de Sharpeville del 21 de marzo 1960, en la que 69 manifestantes pro-igualdad murieron y más de 180 fueron heridos por la policía, lo que provocó que el gobierno declarase el estado de emergencia y se arrestasen a más de once mil personas en relación con la CNA y el Congreso Panafricano, creado dos años antes. En memoria de este suceso, la ONU declaró el 21 de marzo como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Este trágico suceso provocará el surgimiento de posiciones más radicales en el seno del CNA, en las que la resistencia pacífica comienza a relegarse a un segundo plano para dar paso abiertamente a la lucha armada. En 1961 se creó clandestinamente el Umkhonto we Sizwe, formado a imagen de otras organizaciones paramilitares como el Irgún israelí, se consideraba el brazo armado del CNA y estaba liderado por el propio Mandela. Durante los siguientes años, a este grupo armado se le consideró responsable de 134 actos de sabotaje y atentados contra el gobierno afrikáner hasta la detención de varios de sus organizadores en 1963, entre los que se encontraba el propio Mandela. Pese al duro golpe que supuso las detenciones de 1963, el grupo permaneció activo hasta 1990, cuando sus miembros fueron integrados en el propio ejército de Sudáfrica.

Es entonces cuando comienzaría el viaje interior de Mandela, tras su condena en el Proceso de Rivonia y su encarcelamiento en 1964 en la isla de Robben, donde se le identificaría como el prisionero 466/64. Durante los 27 años siguientes la reclusión y el aislamiento al que se someterá a Mandela, le transformará en el símbolo internacional de la lucha por la igualdad de derechos que hoy conocemos.

 

Más información| El mundoEl paísBBC

Imagen| Tracy Loves History, Uriasposten

En QAH| El apartheid: historia del racismoNelson Mandela: 46664, ¿Como eraSudáfrica antes de Mandela? (I)

RELACIONADOS