Derecho Mercantil, Economía y Empresa, Jurídico 


¿Cómo empezamos un proyecto empresarial? (II): Sociedades

¿Cómo empezamos un proyecto empresarial? (II): Sociedades

En la primera entrega planteábamos la Asociación como vía alternativa para llevar a cabo nuestro proyecto. En este último artículo afrontaremos el tema central de esta guía, las sociedades.

Una sociedad está formada por personas físicas que ponen en común bienes, trabajo y derechos con el afán de repartir entre si las ganancias obtenidas, constituyendo una nueva persona jurídica. Dentro de las sociedades encontramos las que conocemos todos, las mercantiles ya sean las Cooperativas, las Sociedades Anónimas o las Sociedades Limitadas.

En las sociedades mercantiles, responde el capital social aportado, es decir, el patrimonio de la sociedad. El patrimonio social está formado por las aportaciones de todos los socios, que responderá de las deudas sociales. Cada socio responde en la medida de su cuota de propiedad. En la sociedad anónima se denomina acción y en la sociedad limitada, participación.

En la sociedad anónima, las acciones están concebidas como un objeto libremente transmisible, están destinadas para las grandes organizaciones empresariales para agilizar financiación y préstamos. Sus acciones son objeto de comercio, cotización de bolsa. Los estatutos de la sociedad pueden incorporar algunas limitaciones pero prevaleciendo la libre transmisión, lo importante es el dinero que compra las acciones, las condiciones personales no son relevantes. La constitución de la sociedad requiere 60.000€.

La sociedad limitada se limita a la cuota de propiedad y en las que las condiciones personales de los socios son importantes. Las cuotas de propiedad se distribuyen en participacionesno son libremente transmisibles, Tienen un derecho real, ya que prevalecen las opiniones del resto, sociedades familiares o gran componente de capital humano. Es un tipo de sociedad cerrada, se beneficia de la responsabilidad limitada pero no acosta de quien es socio. Para constituirlas, son necesario 3.000€.

Por último, podéis optar por una Cooperativa, la cual se caracteriza por estar financiada por los fondos propios aportados por los trabajadores. Es una opción idónea cuando un grupo de personas comparten una habilidad o una visión concreta de una especialización y consideran oportuno unir sus fuerzas y capitales para empezar un nuevo proyecto. Seguro que conocéis muchísimas cooperativas ya sean AbacusMondragón o algunas con fines sociales como La Fageda (u otras muchas en el ámbito de la actividad agrícola).

Son tiempos difíciles, pero también se suele decir que en las crisis aparecen las mayores oportunidades y no tiene porqué ser siempre con un alto componente monetario. Siempre hay que tener muy claro que crear una empresa no es ningún juego y que tiene muchísimos riesgos, por ello debemos saber anticiparnos a muchos problemas que irán apareciendo y minimizarlos, así que ya sabéis, si todo esto lo tenéis en mente, ya no tenéis excusa para intentar crear riqueza y trabajo.

Vía| Asesores

Más Información| Circe

Imagen| Yo Soy PYME

En QAH| ¿Cómo empezamos un proyecto empresarial? (I): AsociaciónPrincipales diferencias entre una S.A. y una S.L. , Las sociedades irregulares

 

RELACIONADOS