Derecho Mercantil, Economía y Empresa, Jurídico 


¿Cómo empezamos un proyecto empresarial? (I): Asociación

¿Cómo empezamos un proyecto?

¿Cuántas veces os ha pasado que cuando tenéis una idea que creéis que es la idónea para emprender una nueva aventura, os encontráis en el medio de la nada y lo primero que hacéis es ir a Internet a ver qué pasos debo seguir? Según vuestra edad o experiencia la respuesta será muy variada, y probablemente muchos de nuestros lectores ya han empezado a buscarse la vida de forma autónoma o tienen en mente hacerlo.

Esta breve serie está destinada para todos aquellos que jamás se habrían imaginado montando un negocio y no han recibido formación para ello, esperamos que con estas líneas os sea mucho más asequible saber por dónde hay que ir, os advierto que los pasos burocráticos hoy en día siguen siendo muy lentos y poco dinámicos pero no por ello desistiremos en nuestro intento.

Antes de exponer los diferentes caminos que tenéis para empezar vuestra andadura emprendedora, debemos pensar qué somos, qué queremos y cómo lo queremos. La mayor premisa que debería seguir un emprendedor es minimizar riesgos reduciendo gastos fijos y potenciar el boca a boca haciendo que tu entorno sepa qué eres, quién eres y qué quieres. Aquí viene la novedad, si vuestro proyecto no tiene un incentivo puramente lucroso se puede tener en mente el término asociación.

Una asociación está formada por diferentes personas físicas que persiguen a través de la asociación una finalidad de interés común sin ánimo de lucro. Con la máxima del esfuerzo común se obtiene un mayor resultado ya que se aprovechan las sinergias grupales, aportando mayor beneficio que la suma individual por separado. Tiene un sustrato personal, es decir, la base son siempre personas. Si queréis empezar un proyecto como un club deportivo o una escuela de talentos artísticos podéis escoger esta forma jurídica, siendo mucho más sencillo y económico de llevar a cabo los trámites de constitución.

En este primer artículo pretendo mostrar otro camino que pocas veces tenemos en mente y que sin disponer de muchos recursos económicos ni materiales puede ser la alternativa ideal a nuestras aspiraciones. En la siguiente entrega haremos una aproximación a las Sociedades Limitadas, Sociedades Anónimas y a las Cooperativas, ya que creo que en estos tiempos tan difíciles debemos ser nosotros los que creemos riqueza y no estar esperando ayudas de nadie.

 

Vía| Universia

Más Información| Asociaciones

En QAH| Guía para el emprendedor de hoy, ¿cómo obtener financiación?,   ¿En qué consiste ser emprendedor social?

Imagen| Entrepreneur

RELACIONADOS