Salud y Deporte 


¿Cómo contrarrestar el estrés y su impacto emocional?

Normalmente asociamos la palabra estrés a una connotación negativa pero, ¿es esto siempre así?, ¿qué es el estrés?

El Estrés no es más que una respuesta indeterminada que el cuerpo nos da ante una situación que nos desequilibra como persona.
Cualquier suceso que genere una respuesta emocional puede causar estrés. Partiendo de esta premisa, podemos hablar de estrés positivo o eustrés, que tiene como resultado emociones positivas, y del estrés negativo o distrés, que provoca emociones negativas.
En la mayoría de ocasiones se nos presentará la oportunidad de elegir uno u otro, todo dependerá de la valoración que hagamos de la situación y de los recursos emocionales que tengamos para superarla.

FASE DE ALARMA (Estrés positivo o Eustrés)

Canaliza bien el estrés y te ayudará a conseguir tus metas

Canaliza bien el estrés y te ayudará a conseguir tus metas

El Estrés positivo o Eustrés no es más que una reacción que tiene el organismo ante una situación complicada, o un problema concreto, con un camino claro a seguir, resolver el conflicto y alcanzar el éxito.

Se nos presenta una amenaza real y nuestro cuerpo casi instintivamente reacciona de tal manera que podamos enfrentarnos a ella y salgamos airosos.

¿Cómo notamos que esto está pasando?
Nuestro sistema neuroendocrino segrega la hormona del Cortisol de tal manera que se nos acelera el pulso, aumenta nuestro ritmo cardíaco y entramos en un estado de excitación que nos lleva a una reacción rápida.

FASE DE RESISTENCIA (Estrés negativo o Distrés)

Se da cuando la fase de alarma se prolonga en el tiempo. El cuerpo sigue funcionando pero empezamos a encontrarnos toda una serie de limitaciones. Además, se da cuando las condiciones estresantes son numerosas y también muy variadas. Es una mezcla de la descompensación que se producen entre las demandas que plantea el contexto y los medios y recursos utilizados para hacerles frente. Esto ha hecho promulgar cambios cualitativos y cuantitativos en cada una de las etapas de desarrollo.

Concretamente, se ha llegado a la conclusión de que la acumulación de factores estresantes suponen una mayor amenaza para nuestra calidad de vida. Con esto os planteo la siguiente pregunta: ¿Estamos verdaderamente preparados (a cualquier edad) a afrontar o simplemente calibrar riesgos para que no nos influyan negativamente en nuestro rendimiento? ¿Son habilidades que se pueden entrenar para un futuro óptimo?

Estrés negativo o Distrés

Estrés negativo o Distrés

Creo que antes de intentar responder a esta pregunta, debemos fijarnos en los condicionantes: Características individuales que determinan el grado de vulnerabilidad, las estrategias de afrontamiento disponibles (deportes, música, hobbies, profesionales…) y las claves contextuales en las que dicha persona se encuentre inmersa, entre otras.

En definitiva, en el estrés positivo o Eustrés, una de sus ventajas primordiales es que nos ayuda a mantenernos activos y motivarnos para afrontar los problemas. Por tanto nos refuerza la autoestima y nos ayuda a conocernos más a nosotros mismos con respecto a los conflictos internos o externos que se nos puedan presentar.
El Estrés negativo o Distrés, en cambio, está más relacionado con la ansiedad y las consecuencias psicofisiológicas en la persona. Emocionalmente supone una carga el hacer un esfuerzo que luego no vemos recompensado.

 

Vía| PrevenciónWeb

Más información| LaRelajación, PsicopediaHoy

En QAH| Alivia tu estrés y mejora tu salud¿Qué es la ansiedad? Mecanismos de funcionamiento

Imagen| estrés

Vídeo| LaRecetaParaElEstrés, VerParte2

RELACIONADOS