Coaching y Desarrollo Personal 


¿Cómo conseguir crear un equipo?

 

Recuerdo que en el colegio nos decían con frecuencia que en el mundo laboral era muy importante el “trabajo en equipo” y por eso nos mandaban hacer “trabajo en grupo”. Era divertido porque se trataba de algo distinto a lo habitual, suponía una ruptura del ritmo de la clase, el profesor dejaba de hablar, nos dividíamos por grupos y nos sentábamos juntos para comentar aspectos del trabajo que íbamos a hacer;  después contábamos nuestras ideas al docente. Si el profesor valoraba y sabía lo que era un trabajo en equipo, nos animaba a estar en contacto mientras íbamos haciéndolo, ayudarnos entre nosotros, conocer lo que estaban haciendo los otros miembros, saber que información le podría venir bien  o qué podría necesitar cualquier integrante, etc. Además, la nota final del trabajo solía ser conjunta. Por desgracia, esto no siempre ocurre, por lo cual no aprendes a trabajar en equipo, sino que simplemente haces tu propio trabajo en grupo.Equipo vs Grupo

Pero, ¿cómo se convierte un equipo en un grupo?

1.- Los miembros de un equipo conocen cuál es la misión del equipo, la visión y los objetivos. Todos los integrantes del equipo tienen claros los objetivos, y además “traducidos al mismo idioma”. Pongamos un ejemplo: un grupo de turistas que visitan Nueva York pueden tener todos el mismo objetivo: disfrutar, pero cada una de las personas que integran ese grupo entienden el “ disfrutar” de distinta manera, para unos puede ser ir de compras por la Quinta Avenida, para otros, ir la MOMA, y para otros puede ser pasear tranquilamente por Central Park. Todos tienen el mismo objetivo (DISFRUTAR) , sin embargo, para cada uno de ellos significa una cosa diferente.

Supongamos otro caso: el departamento comercial de una empresa tiene como objetivo incrementar las ventas un 25 % en los próximos 2 años; si cada miembro del equipo lo interpreta de una forma distinta, puede que uno se centre en los clientes de la zona norte, otro en la zona sur y otro quiere vender el producto “X” cuando realmente el objetivo es vender “Y”. Por eso, es necesario concretar el objetivo y traducirlo para que todos sepan lo que se busca: incrementar las ventas del producto Y, en la zona norte, con una publicidad determinada…

2.- Conocer los roles de cada integrante del equipo. Saber qué va a aportar cada miembro del equipo, cuáles son sus funciones, cómo y cuándo lo van a hacer. Quizás, el rol de un miembro del equipo sea analizar los datos, por ello, habrá que determinar cuándo se va a realizar ese análisis, qué miembro tiene que pasar los datos, cada cuánto tiempo se los tiene que pasar… No se trata de que cada miembro haga su función cuando quiera, sino de seguir unas normas y trabajar de una forma organizada.

3.- Desarrollar un clima de confianza entre los miembros del equipo. Este factor es más complicado que definir las tareas y las funciones, y quizás incluso sea la base de conocer los roles de cada miembro. Por eso es necesario antes de comenzar a trabajar en equipo, o cuando se busca una mayor eficacia del equipo, dejar un tiempo para que los miembros se conozcan entre sí. Esta suele ser una labor del líder del equipo o de un coach contratado para tal función. La confianza tiene un fuerte componente afectivo, nos preguntamos sobre las cualidades de la otra persona y sobre cómo reaccionará ante determinadas situaciones, y eso se reconoce a través de una buena comunicación y de la cooperación.Equipo de trabajo

4.- Responsabilidad: cada miembro es responsable de su trabajo y del trabajo del equipo. De nada sirve que cada uno se encargue de su labor sin ser responsable de la evolución del equipo. De nada le sirve a una enfermera, en un quirófano, tener todo preparado si él cirujano se queda en su despacho estudiando un caso.

5.- Dinamismo: un equipo no puede permanecer estático. Tiene que adaptarse a las nuevas situaciones, debe saber absorber los cambios que se producen tanto dentro como fuera. El equipo es un ser vivo que tiene que adaptarse al entorno y seguir una evolución. Debe aprovechar la experiencia y los éxitos que ha conseguido, y debe aprender de los errores.

6.- Aprendizaje continuo: debe buscar la mejora. Y para ello necesita unos ingredientes básicos: creatividad e innovación. Creatividad para ver los problemas, para aportar soluciones, para dar un giro a la estrategia, para crear nuevas ideas, para mejorar las relaciones entre los integrantes del equipo, para usar nuevas herramientas, para utilizar la experiencia de forma diferente.  La innovación debe formar parte de la cultura del equipo, es el ingrediente para dirigirse hacia delante. Es una actitud y debe trabajarse y fomentarse.

Ventajas de trabajar en equipo:

 

Vídeo| Youtube. Trabajo en Equipo

Fotos: Psicología de las organizaciones, FACFEDMAR

Más información|  Generando Talento 

 

RELACIONADOS