Historia 


¿Cómo combatían las altas temperaturas en la antigüedad?

En estos días de calor, todos intentamos encontrar cualquier forma de soportar un poquito más estas altas temperaturas. Y, por suerte, tenemos varios aparatos que nos lo facilitan bastante. En las antiguas sociedades, sin embargo, se las tenían que ingeniar con un poco más de creatividad para poder refrescar el ambiente.

El primer aire acondicionado

Por ejemplo, hace unos 5.000 años, los egipcios crearon el que podríamos catalogar como el primer aire acondicionado. Lo hicieron poniendo en las ventanas unas esteras de junco o de hojas de palma previamente humedecidas. De esta manera, permitían enfriar las corrientes de aire, gracias a que la brisa cálida producía la evaporación del agua de las esteras y refrescaba así el interior de las casas. Asimismo, para que esas esteras estuvieran humedecidas durante todo el día, colocaban sobre de ellas un recipiente agujereado que continuamente las estuviese mojando y la brisa siguiera evaporando y enfriando el ambiente.

Arg-é Bam, fue una ciudad imponente completamente de adobe, construída con cientos de torres captadoras de viento. Un terremoto en el año 2003 destruyó más del 80 por ciento de la Ciudadela.

Arg-é Bam, fue una ciudad imponente completamente de adobe, construída con cientos de torres captadoras de viento. Un terremoto en el año 2003 destruyó más del 80 por ciento de la Ciudadela.

En esa misma época, en zonas de Oriente Medio también ingeniaron su método de aire acondicionado. Allí, las propias construcciones ya estaban hechas para paliar el calor sofocante con unas paredes muy gruesas de adobe, además de unos muros de gran altura y calles estrechas para poder tener sombra todo el tiempo. Pero eso, combinado con las ventanas muy pequeñas que tenían, les dejaba sin apenas corrientes de aire. Así que lo que hacían era buscar el aire fresco mucho más arriba, construyendo unos captadores de viento sobre las casas que comunicaban con el interior de las viviendas. Esas torres disponían de cuatro conductos independientes para que entrase el viento, creando así corrientes de aire dentro de la casa. Y además, en esos conductos habitualmente se ponían esteras o prendas humedecidas, que ayudaban a refrescar aún más.

Yakhchal

Yakhchal en la ciudad de Yazd, Irán

Las neveras persas

En Persia idearon también los frigoríficos gigantes, llamados yakhchal (pozo de hielo), que eran unas construcciones de adobe con forma de cúpula, con las paredes muy gruesas y una altura de hasta diez metros. Estas bóvedas estaban construidas sobre unos pozos forrados de mortero, con una mezcla de claras de huevo, limón, pelo de cabra y ceniza, que lo que hacía era aislar la temperatura exterior y así les permitía conservar alimentos, algún tipo de bebida o hielo.

Y es que el hielo también lo fabricaban ellos mismos vertiendo agua por la noche en unos pozos de gran superficie pero de poca profundidad que forraban de paja, y que gracias al frío de la noche y el aire seco, facilitaba la evaporación. De esta manera, se formaba una pequeña capa de hielo en la superficie, y si las condiciones eran óptimas, se podían llegar a crear hasta bloques de hielo.

Los primeros helados

Y hace más de tres mil años en China nacieron los helados, aunque estaban sólo disponibles para las familias más ricas. Estos helados estaban hechos de una pasta de arroz hervido, mezclado con leche y especias, y todo ello envuelto en nieve. Con los años fueron mejorando y se añadieron zumos de frutas para darles sabores diferentes.

En Roma llegó también algo parecido al helado, que era una mezcla de nieve con miel y zumo de frutas. No obstante, los que le dieron un toque diferente fueron los árabes. Ellos inventaron el refresco de helado que ahora llamamos sorbete, combinando el hielo con frutas como la cereza o la granada.

Vía| Historias de la Historia: ¿Cómo combatían el calor en la antigüedad? ¿Cómo combatían el calor en la antigüedad? Cuando no existía la nevera o el refrigerador: métodos antiguos de refrigeración

Más información| Los inventos de los antiguos, Javier Sanz

Imagen| Captador de viento Arg-é Bam yakhchal

En QAH| ¿Cómo se refrigeraban las bebidas en la antigüedad?

RELACIONADOS