Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


Como cambiar tu vida

cambiar tu vida

“Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia.” (Balzac)

El cambio siempre es algo que se pide al exterior, pero que cuesta más asumir interiormente. Muchas personas están descontentas con sus vidas y con las circunstancias que les ha tocado vivir. Sin embargo, la mayoría de personas no se propone cambiar su vida tomando decisiones y acción. Pero hay otra opción:

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”. (Gandhi)

Cambiar la forma de pensar es el primer paso para empezar a crear el camino hacia una vida más satisfactoria, pero como no es fácil hay muchas resistencias o “anclajes” que impiden tomar ese nuevo camino. El Coaching nace para dar respuesta a la necesidad creciente de afrontar los cambios que exige la sociedad actual. En una época convulsa y dinámica, lo normal es el cambio, y aunque no lo deseemos, el cambio ocurre igualmente, y además frecuentemente en la época actual.

Encontramos así personas que apuestan por su crecimiento personal, capaces de tomar decisiones sobre su vida y aceptar que tienen que aprender, cambiar, reinventarse… Por otro lado, están otras personas, la mayoría en realidad, que ante los cambios tienen miedo y se resisten con todas sus fuerzas a cambiar su forma de comportarse, de pensar, etc. Sus creencias están entorno a considerar que la vida no es justa, que no me da lo que quiero, que la sociedad va por mal camino, que cada vez todo es más complicado, etc. La negatividad de estas personas impregna su modo de vida, anclado en un pasado que ya no volverá. El presente ya no parece ser su momento para ser feliz, porque ellos no se quieren adaptar a la nueva situación y cambiar acorde con lo que acontece.

Todo cambio es en realidad una oportunidad, y aunque a uno le pueda encontrar desprevenido en un primer momento, debe ser capaz después de adaptarse al nuevo escenario. Casi todos los cambios tienen algo de positivo y pueden propiciar el crecimiento personal. Cuando logramos cambiar nuestros pensamientos, conseguimos poder para cambiar nuestra vida:

El que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino”. (Stephen Crane)

La persona adulta tiende a oponer resistencia al cambio de personalidad que supone la educación. A menudo, de manera inconsciente, ve la novedad como una amenaza. Esta resistencia tiene que vencerse visualizando los beneficios que reporta el cambio. La resistencia a cambiar suele aumentar con la edad, pues las actitudes están más consolidadas, y los “anclajes” son más fuertes.

Renacer es sinónimo de empezar de nuevo y no tiene porqué ser malo, entendiendo malo como algo no deseado y perjudicial. Los cambios pueden conllevar una transformación interior, un renacimiento de nuestra persona, y de esta forma convertir nuestra vida en algo mejor. Al fin y al cabo, la vida es cambio, y quien desee vivir felizmente, tiene que aceptar que esto es así, cambiar y seguir adelante.

¿Acaso no quieres cambiar tu mundo y solo quieres que otros hagan el trabajo por ti?

Te invito a que veas este vídeo y reflexiones acerca de qué cosas están en tu mano cambiar para que tu mundo cambie:

Youtube: http://youtu.be/qCdDPCZfDoE

Más información|Expansión.com, Ayuda-T Pymes, Cazatutrabajo.com

Imagen cortesía de artur84|Freedigitalphotos.net

RELACIONADOS