Salud y Deporte 


¿Cómo ayuda la hidratación a mejorar el rendimiento? Tipos de bebidas hidratantes

La hidratación cobra gran importancia con la práctica deportiva.

La hidratación cobra gran importancia con la práctica deportiva.

Con la práctica deportiva nuestra temperatura corporal aumenta y comenzamos a sudar. Este sudor servirá para regular la temperatura de nuestro cuerpo, provocando a su vez una pérdida de agua y electrolitos. La falta de alguno de estos componentes puede suponer la aparición de fatiga o ser el motivo de una recuperación incompleta, es por tanto muy importante que el deportista esté siempre rehidratándose.

Cada deportista necesitará realizar un tipo de hidratación en función de las exigencias que le depare su entrenamiento o la competición, así pues debemos conocer las distintas formas en las que se pueden clasificar el tipo de bebida que tomemos para no deshidratarnos:

Bebidas hipotónicas: su concentración de solutos es inferior a la del plasma sanguíneo, están menos concentradas que el plasma. El agua puede ser el ejemplo más claro de bebida hipotónica, pudiendo ser tomada antes, durante y después del entreno. Debido a la escasa concentración de electrolitos puede ser ingerida tras realizar una actividad física moderada de no más de una hora. Combinada con una dieta equilibrada proporcionará al organismo una hidratación correcta y el suficiente aporte de electrolitos.

Bebidas isotónicas: Estas bebidas poseen una concentración de solutos similar a la del plasma sanguíneo. Poseen una concentración de azúcares y electrolitos a la misma presión osmótica que la sangre, permitiendo una fácil circulación del líquido en su salida del estómago a su paso por el intestino para ser absorbido y de ahí al torrente sanguíneo. Estas bebidas resultan ideales para ser tomadas en ambientes calurosos donde se sude mucho o tras ejercicios muy intensos. La reposición de líquidos, electrolitos y energía nos ayudará a retrasar la fatiga, evitar lesiones y optimizar nuestro rendimiento. Dentro de las bebidas isotónicas serán aquellas que posean maltodextrinas al 10% puesto que presentan una baja osmolaridad y por tanto no arrastran agua a su paso por el intestino, ocasionando diarrea. Aseguran un suministro de mayor cantidad de líquido para el deportista y una correcta hidratación.

Bebidas hipertónicas: La concentración de soluto de este tipo de bebidas es superior a la del plasma. Esta causa provoca que el organismo deba de liberar agua para diluir el líquido ingerido hasta que llegue a ser tónico, es decir, que tenga una concentración similar a la del plasma. Esta secreción de agua puede acarrear problemas gastrointestinales como son la diarrea y el vómito, lo que favorecerá la deshidratación. Las bebidas hipertónicas no se aconsejan para situaciones en las que hace mucho calor o el deportista suda en exceso. Cuando el deportista no suda en exceso y, por tanto, no necesita ingerir muchos líquidos pero si energía en forma de hidratos de carbono, las bebidas hipertónicas si son una opción adecuada. En estas condiciones si el deportista eligiese una solución isotónica o hipotónica no tendría un aporte suficiente de hidratos de carbono y correría el riesgo de sufrir una bajada en los niveles de azúcar (hipoglucemia).

Así pues las bebidas hipertónicas se aconsejarán para aquellas situaciones donde la temperatura sea baja, se realice un ejercicio prolongado y no sea necesario un aporte extra de líquidos, pero sí de hidratos de carbono. Una vez que conozcamos el tipo de bebida que debemos de tomar para no deshidratarnos, únicamente tendremos que analizar el contexto en el que nos encontremos desarrollando la práctica de actividad física para mantener una correcta hidratación.

Vía| Google académico

Más información| Arasa, M. (2005). Manual de nutrición deportiva. Badalona (España). Paidotribo

En QAH| ¿Qué es el entrenamiento invisible? La hidratación en el deporte

Image| Lahidratacióndeportiva

RELACIONADOS