Salud y Deporte 


Cómo afrontar la Depresión Posparto

El nacimiento de un bebé puede desencadenar una cascada de fuertes emociones,    sentimientos de alegría, de miedo o incluso de ansiedad. Pero también puede resultar en algo mucho más grave e incapacitante como la depresión.

Muchas nuevas mamás experimentan el llamado “baby blues” o leve depresión posparto. El Baby Blues es considerado un síntoma normal de la madre primeriza. Sin embargo, algunas de estas madres primerizas experimentan una forma más severa y duradera de la sintomatología, llegando a desarrollar lo que conocemos como depresión posparto.

Depresión posparto

Depresión posparto

En el caso de la depresión leve o “baby blues”, los síntomas duran sólo unos pocos días y suelen incluir: cambios de humor, ansiedad, tristeza, irritabilidad, llanto, disminución de la concentración y dificultad para dormir.

En cuanto a la depresión posparto normalmente incluye los síntomas ya mencionados pero de forma más intensa y más duradera y otros síntomas como: pérdida del apetito, insomnio, fatiga, pérdida de interés en el sexo, sentimientos de vergüenza, culpa o insuficiencia, rechazo del bebé o pensamientos autolíticos.

No hay una sola causa para la depresión posparto. Los factores físicos, emocionales y de estilo de vida juegan un papel importante:

  • Los cambios físicos experimentados tras el parto
  • Los factores emocianales ante una nueva situación en condiciones de privación de sueño
  • Influencias del estilo de vida

Aunque lo ideal para poder superar este periodo sería visitar a un especialista en el tema, detallamos una serie de consejos que pueden ser de utilidad:

  • Toma decisiones de estilo de vida saludables
  • Establece expectativas realistas
  • Toma un tiempo para ti misma
  • Responde positivamente
  • Evita la soledad

Y sobre todo recuerda que la mejor manera de cuidar de tu bebé es cuidar de ti misma.

Vía| Psicopedia
Más Información | Psicopedia
RELACIONADOS