Salud y Deporte 


¿Cómo afecta el ejercicio físico a la salud mental de los adolescentes?

Cada vez existen más estudios que evidencian los beneficios de practicar deporte en todas las edades. De la misma manera, cada vez hay más estudios que demuestran que la práctica de actividad física no alcanza los niveles óptimos de acuerdo a lo aconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS): los datos del estudio “Hábitos deportivos de la población escolar en España”, según las recomendaciones de la OMS, confirman que el nivel de sedentarismo entre los 10-11 años es del 22% y que a partir de ahí comienza un aumento hasta el 49% entre los 16-18 años, lo que verifica que la población infantil y juvenil en España es sensible a este problema.

¿Cómo afecta el ejercicio físico a la salud mental de los adolescentes?

¿Cómo afecta el ejercicio físico a la salud mental de los adolescentes?

Todos los caminos llevan a Roma

Si los datos citados en el párrafo anterior nos llevan a la conclusión de que la población en edad de desarrollo debe realizar más actividad física, existen otros estudios que nos llevan al mismo desenlace: según el Instituto Universitario de Ciencias de la Actividad Física se da un aumento de hasta un 25% del rendimiento cognitivo en comparación con los que no practican deporte. Y según un estudio llevado a cabo en el Observatorio de Estudios del Comportamiento de Esade y la empresa Danone, existe un cambio de actitud en los niños que comienzan a practicar deporte, ya que el 37% de ellos sacan mejores notas que sus compañeros.

La revista Clinical Psychological Science muestra que algunos factores psicosociales, como la percepción de la propia imagen y la interacción social, pueden ayudar a explicar los beneficios que la actividad física diaria tiene sobre la salud mental de los adolescentes, ya que la actividad física tiene efectos positivos sobre el peso y la estructura del cuerpo, lo que da una mejor imagen de uno mismo y a una respuesta positiva de los compañeros.

Los investigadores de este estudio, realizado en Holanda, encontraron que los adolescentes que son físicamente inactivos o que ven sus cuerpos como “muy gordos” o “demasiado delgados” tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de internalización, tales como depresión y ansiedad, y problemas de externalización, como agresividad o abuso de sustancias. En cambio, los adolescentes que participaron en deportes organizados tuvieron un menor riesgo de sufrir este tipo de problemas de salud mental.

Todos estos estudios demuestran la importancia de la actividad física para el desarrollo cognitivo o intelectual de éstos practicantes, que se encuentran en una edad en la que cualquier perjuicio de la salud mental puede resultar determinante en el devenir de sus vidas.

 

Vía| movimientosaludable

Más información| diariosalud, deportesalud

Imagen| deporteysaludmental

Más en QAH| El deporte como transmisor de valores en la etapa educativa¿Cómo medir la intensidad del ejercicio físico según la frecuencia cardíaca?, Actividad física para perder peso: consejos

Vídeo| SaludMentalenAdolescentes

RELACIONADOS