Cultura y Sociedad, Moda 


Comercio justo, o cómo ser responsables con la ropa que compramos

Los consumidores estamos en el epicentro del consumo, las marcas nos estudian, se esfuerzan por conocernos mejor y lanzar así al mercado esa prenda que se convertirá en un “must” de la temporada. Pero la decisión final está en nosotros y, este gran poder de decisión conlleva una gran responsabilidad.

Pedimos novedad, y las grandes multinacionales nos la proporcionan en forma de moda rápida o FastFashion, ahora cada 15 días tenemos nuevas colecciones para saciar nuestro deseo, ya son cosa del recuerdo las temporadas de otoño/invierno y primavera/verano.

Exigimos nuestro derecho sin practicar la responsabilidad, sin considerar los efectos ni las consecuencias de nuestras demandas, sin hacer preguntas tipo ¿Quién ha hecho mi ropa?.

moda-y-comercio-justo

En este marco surge una forma de consumo alternativa, el Comercio Justo. Un sistema que propone adquirir los productos que ofrece el mercado de forma responsable y que engloba diferentes categorías de productos, dentro de los cuales se encuentra la moda.

¿QUÉ ES EL COMERCIO JUSTO?

Las principales organizaciones a escala internacional (WFTO, FLO, EFTA, NEWS) han consensuado la siguiente definición: “una asociación comercial que se basa en el diálogo, la transparencia y el respeto, y que intenta conseguir la igualdad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible porque ofrece mejores condiciones comerciales a los trabajadores marginados, especialmente en el Sur, y protege sus derechos. Las organizaciones de Comercio Justo, con el apoyo de los consumidores, se dedican de manera activa a prestar apoyo a los productores, sensibilizar y hacer campañas para cambiar las reglas y prácticas del comercio internacional”.

Aparece como respuesta a un modelo económico de constante sobre producción e ilimitada explotación de recursos, que ha provocado un profundo desequilibrio en las relaciones entre los seres humanos y el espacio natural y que, además ha empeorado la situación económica y ambiental de muchos países. Ante esta necesidad de cambio se propone virar hacia un modelo de consumo responsable, sostenible y solidario, que contemple, además del precio y la calidad de los productos, aspectos ambientales y sociales, un modelo que requiere a su vez de la reducción del consumo pensando en las necesidades reales de cada uno.

El Comercio Justo es por tanto otro tipo de comercio cuya finalidad es la lucha contra la pobreza, es una cadena que va desde la producción al consumo, y en la que todas las personas que participan se hacen responsables de respetar la dignidad de las personas y cuidar del medio ambiente.

Esta forma de consumo responsable consiste en tener en cuenta el cumplimiento de unas condiciones laborales dignas, salarios mínimos, lucha contra el maltrato infantil y los derechos de las trabajadoras. Además implica dar prioridad a empresas de economía social y opciones “verdes” que tienen en cuenta el medio ambiente y la sostenibilidad.

Para regular las prácticas de empresas surgen organizaciones como Fair Trade International que se encargan de certificar los producto de Comercio Justo. Cuenta con varias organizaciones, siendo España uno de los países que pertenecen a ella (Fair Trade España). Su sello impreso en el envase de los productos garantiza que estos cumplen con los estándares de comercio justo. En España otro agente importante es la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ) que agrupa a diferentes organizaciones de Comercio Justo independientemente de su perfil.

 

comercio justo

 

EL SECTOR DE LA MODA TOMA CONCIENCIA

El cambio en la forma en que compramos nuestras prendas de ropa comienza a dejarse ver, no obstante, aún queda mucho camino por delante. Mientras que en el sector de la alimentación somos más responsables y optamos por productos provenientes de campos de cultivo sostenibles y con condiciones dignas para los trabajadores, la moda está todavía unos puestos por detrás.

La gran revolución vino con la tragedia ocurrida en 2013, Bangladesh veía como uno de los edificios que agrupaba a miles de trabajadoras de las industria del FastFashion se venía abajo dejando 1.134 muertos y 2.500 heridos. En ese momento a los movimientos que ya venían denunciando la situación se sumaron otros con más fuerza. Fashion Revolution es uno de los más importantes a día de hoy a nivel internacional. En España es Gema Gómez, fundadora de Slow Fashion Next, la encargada de su coordinación.  

Junto a este movimiento destacan campañas como la de “no les rebajes” desarrollada por Oxfam Intermón para promover la compra de ropa de Comercio Justo y la campaña “ropa limpia”, también orientada en concienciar a los consumidores sobre las injusticias que se dan en el sector de la moda, además se preocupa por investigar las prácticas, hacer presión para el cambio y denunciar a aquellas empresas que no respeten los principios del Comercio Justo. 

 

Estas son solo unas pinceladas de los que en España actualmente se está haciendo en torno al tema de la moda y el Comercio Justo, espero más adelante continuar profundizando en un tema que es fundamental a la par que interesante.
* Vía|

http://ideas.coop/wp-content/uploads/2016/05/Guia-Introduccion-del-Comercio-Justo-en-los-mediosc%CC%A7.pdfhttps://elpais.com/elpais/2017/04/25/alterconsumismo/1493152700_824297.htmlhttp://www.eldiario.es/economia/sostenible-reinventa-alternativa-mercado-textil_0_482252125.html
* Imagen|

https://unsplash.com/
* En QAH|

Objetivo Marca España 2020: Apostando por la Moda (I)

¿Sabes de qué está hecha tu ropa? Del hilo de platino a la fibra de neumático de camión

La moda, un fenómeno social total

 

RELACIONADOS