ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

¿Combatieron españoles en las ruinas de Berlín en abril de 1945? La Unidad Ezquerra

Capitán Miguel Ezquerra

Capitán Miguel Ezquerra

La respuesta a la pregunta del título es afirmativa. Está documentado que una pequeña unidad española, al mando del capitán Miguel Ezquerra, aragonés y veterano de la División Azul, combatió en el distrito gubernamental de Berlín, teniendo como telón de fondo varios edificios emblemáticos de la Alemania nazi, tales como el Ministerio de Propaganda del Reich o el Búnker de la Cancillería, donde Hitler pasó sus últimas horas de vida sumido en la más profunda locura.

La Unidad Ezquerra, como era conocida, estableció su cuartel general en el Ministerio del Aire, y desde allí organizó la defensa de los restos de la Alemania nazi, reducida a una estrecha franja de tierra en el centro de la capital germana. Combatió durante toda la batalla de Berlín, hasta la rendición de Berlín el 2 de mayo de 1945.

Esta unidad estaba constituida por veteranos de la División Azul, cuerpo de voluntarios españoles enviados al frente ruso para luchar contra el comunismo, por ex combatientes de la Legión Azul, heredera de la División Azul creada en noviembre de 1943, por trabajadores y estudiantes españoles enviados a Alemania previamente y por prófugos hispanos que atravesaron los Pirineos, a pesar de la orden de Franco de cerrar la frontera con Francia para evitar estas fugas de exaltados, que comprometían al gobierno español. La unidad fue reforzada con voluntarios letones, belgas y franceses.

Emblema de la División Azul

Distintivo de la División Azul

La historia de la creación de esta unidad es bastante rocambolesca. Su origen comienza con el envío de la División Azul en el verano de 1941 a Rusia para luchar contra el comunismo. Con el desarrollo desfavorable de la guerra para el Eje, se decidió repatriar a esta División en el otoño de 1943, tras dos años de feroces combates. Para no desairar a los alemanes se decidió, por compromiso, crear una Legión de voluntarios compuesta por unos 1500 españoles que decidieron quedarse con el ejército alemán. En marzo de 1944 el gobierno español determinó la retirada de estos últimos voluntarios, cerrándose oficialmente la participación española en la Segunda Guerra Mundial en abril de este mismo año.

Tras la disolución de la Legión Azul, todavía quedaban algunos españoles dispuestos a luchar contra el comunismo, por este motivo muchos decidieron quedarse en Alemania. Ante esta actitud, el gobierno de Franco determinó que a estos soldados se les retirara la nacionalidad española, para evitar que se les relacionara con la España franquista, que intentaba acercarse desesperadamente a los aliados, ante la derrota casi anunciada del Tercer Reich.

Estos pocos voluntarios se agruparon dentro de las Wafen SS, el brazo armado del nazismo, compuesto por fanáticos nazis de varios países europeos. Los españoles, tras varios destinos en el frente oriental,  fueron integrados en la División Valona de las Waffen SS, comandada por el colaboracionista belga Leon Degrelle, huido a la España franquista tras el fin de la guerra. Estas tropas entraron en combate a finales de 1944 en la ofensiva de las Ardenas, en el frente occidental, teniendo una actuación destacada. Tras el fracaso de esta operación estas tropas fueron trasladadas al frente oriental, donde estuvieron desde febrero hasta marzo de 1945, soportando las durísimas ofensivas del Ejército Rojo, que intentaba conquistar Berlín a cualquier precio.

Unidad Ezquerra

Emblema de la Unidad Ezquerra

En marzo de 1945 se da la orden de retirada del frente a la División Valona, comenzando la desbandada. Entre el caos de las últimas semanas del Reich, un pequeño grupo de españoles se dirigió a defender Berlín, siendo reagrupados por el capitán Ezquerra para luchar la última batalla de la Alemania nazi en las ruinas de la capital germana. La Unidad ofreció una resistencia encarnizada en las calles de Berlín, como cuentan los numerosos testigos que vivieron en esa época.

El destino de la Unidad Ezquerra con el fin de la guerra será trágico, la mayoría de los soldados serán hechos prisioneros por los soviéticos, entre ellos el segundo al mando de la Unidad, el teniente Ocaña, siendo trasladados a los campos de trabajo soviéticos, conocidos por su dureza. Algunos regresarán a bordo del Semíramis en 1954. Para finalizar, el capitán Ezquerra lograría escapar de los rusos en Polonia, cuando era traslado a un campo de prisioneros, llegó a Berlín y desde allí se encaminó a Francia, escondiéndose de la Resistencia francesa que le buscaba, finalmente llegó a los Pirineos, y de aquí a España con una identidad falsa.

Vía| Hernández Garvi José Luis, Españoles en el Búnker de Hitler, Historia de Iberia Vieja, Nº50,  págs. 22-29

Más Información| El Último Reducto

Imagen| Miguel Ezquerra, Distintivo de la División Azul, Emblema de la Unidad Ezquerra

En QAH| 1943-2013: 70 aniversario de la batalla de Krasny Bor

Ignacio Olea Llamazares Escrito por el jul 26 2013. Archivado bajo Cultura y Sociedad, Historia.





Acceder |