Cultura y Sociedad, Historia, Jurídico 


Códigos legislativos en la Antigüedad

El ordenamiento jurídico en el Próximo Oriente Antiguo.

 

Tablilla de escritura cuneiforme sumeria

Tablilla de escritura cuneiforme sumeria

Una de las aportaciones más importantes del POA (Próximo Oriente Antiguo) son sus compilaciones legislativas. Agrupadas en lo que se denomina “códigos”, ya que se tratan de colecciones de leyes con instrucciones muy precisas para los jueces. El derecho consuetudinario no se redacta por escrito, tan solo se revisan las leyes necesarias, sobre lo que no hace falta no se legisla. La figura del monarca es la encargada de revisar éstos códigos laicos, aunque sí existe inspiración divina, a excepción de Israel, donde los códigos son entregados directamente por Dios.

Desde el punto de vista moderno se trata de códigos muy avanzados, donde se sustituye el concepto de venganza y además se castiga. Ahora será el Estado el encargado de castigar al infractor, sistematizando las penas. Se desarrolla un principio de igualdad del pueblo ante la ley. Para llegar a este tipo de conceptos ha sido necesario un largo proceso de refinamiento de la sociedad. En el sentido formal, los códigos exhiben una reglamentación de propuesta-consecuencia (prótasis-apódosis).

Todos éstos códigos poseen un prólogo y un epílogo. El primero servirá de curriculum vitae para el monarca, aunque siempre con alusiones a las divinidades, recordemos que todo derecho tiene un principio de “Fas”[1], aunque el “Ius”[2] es estrictamente humano. Hay que tener en cuenta que una cosa será la legislación establecida por el monarca y otra muy distinta la aplicación de dicha ley. Ya que será el juez el encargado de interpretar bien el espíritu de los códigos.

Estela del Código de Hammurabi

Estela del Código de Hammurabi

El más conocido de todos estos códigos, el Código de Hammurabi, será una actualización de códigos anteriores: Entemena (2430a.C.), Urukagina (2377a. C.), Gudea (2130a.C.), Ur-Nammu (2112a. C.), Lipit-Ishtar (1934a.C.) y Eshnunna (1930a.C.). En los tres primeros, los respectivos monarcas intentarán actualizar situaciones nuevas que están cambiando en la sociedad. Se reformará en favor de la propiedad privada. En el código de Urukagina se prohíbe la poliandria[3]. En el de Ur-Nammu por primera vez se establece igualdad jurídica entre hombres y mujeres; se establecen sistemas de pesos y medidas; legisla en favor de la protección de viudas, huérfanos y sectores débiles de la sociedad; establece un sistema de compensación económica, superando las penas corporales. En el precedente inmediato al Código de Hammurabi, el de Eshnunna, lo novedoso radicará en el sistema matrimonial.

Para Hammurabi se hará necesario elaborar un instrumento que permita que su tarea monárquica llegue a todos los rincones de su reino. Por primera vez un código legislativo es absolutamente laico, prácticamente se elimina la posibilidad clerical de impartir justicia.

 


[1] Fas es la condición divina de la licitud de una conducta. Recordemos que en aquellos tiempos el derecho y la religión estaban aún sin desligarse.

[2] La palabra Ius significa derecho en el sentido de derecho objetivo. Ius era lo justo mientras que Fas era lo lícito.

[3] Matrimonio de una mujer con varios hombres.

 

En colaboración con QAH|  iHistoriArte

Vía| Sanmartín, J., Código de Hammurabi, Barcelona 1999Fatás, G., Leyes hititas y asirias, Universidad de Zaragoza, 2000.

Más información| Fatás y Marco, Materiales para un curso de Historia Antigua, Tórculo Ediciones, Santiago, 1994.

Imagen|iHistoriArte, iHistoriArte

RELACIONADOS