Coaching Profesional 


Coaching: Conciencia y Responsabilidad

Cerveau fort

Coaching: Conciencia y Responsabilidad

Parece que el coaching se encuentra en plena irrupción en nuestro país. sin embargo tengo la sensación de que aun no se conoce con exactitud que es exactamente. Entrar en este debate podría llevarme muchas líneas, pero si podría adentrarme un poco en su definición como disciplina. Si buscamos en la bibliografía existente en torno a la temática seguro encontramos un montón de definiciones al respecto y si tuviese que quedarme con una definición al margen de la mía propia, lo haría con la siguiente:

El coaching es el arte de descubrir la ciencia del ser humano como ente particular. Este arte es un proceso que se crea como mínimo entre dos personas, donde uno, el coach, procura que el otro, el cliente, tome conciencia, fortalezca su creencia en si mismo, y encuentre motivación para actuar responsablemente, tras el dominio de su cuerpo, emociones y lenguaje, desafinados a si mismo para conseguir sus objetivos, tanto en el dominio del ser como del hacer. Leonardo Ravier

Yo añadiría a la definición en la parte final … para de esta forma conseguir vivir una vida con propósito.

En la definición surgen dos elementos realmente fundamentales: conciencia y la responsabilidad.

La conciencia surge como producto de la atención, de la concentración y de la claridad, lo que implica que hemos de adquirir conocimiento a través de la reflexión, de la observación e incluso la interpretación de todo aquello que vemos, oímos y en definitiva sentimos. Esto nos lleva a pensar que existirían infinitos niveles de conciencia. Lo que ocurre realmente es que nuestros niveles cotidianos suelen ser bastante deficientes dado que no solemos practicar la atención.

Para mejorar nuestro grado de conciencia resulta clave la práctica de la atención hacia aquello que nos rodea, es decir, tratar de reunir y percibir con cierta claridad todos aquellos hechos que nos resultan relevantes así como las informaciones aparejadas a los mismos, para de esta forma llegar a comprender cual es la dinámica de como nos relacionamos con las personas, los asuntos y en general las cosas.

El elevar nuestros niveles de conciencia nos lleva a potenciar y a la adquisición de nuevas habilidades. Por ejemplo si un deportista no desarrolla conciencia a cerca de sus sensaciones físicas, le será complicado mejorar y o desarrollar sus habilidades.

Vivimos constantemente sometidos a una sobre carga de información y teniendo en cuenta que cualquier tipo de actividad humana esta sometida al esquema INPUT | PROCESO DE INFORMACION OUTPT, fomentar el uso de la conciencia a través de agudizar nuestros canales sensoriales, es decir, los receptores de información que disponemos, resulta crucial para lidiar con nuestro entorno, con nuestras experiencias y por tanto acercarnos cada vez más a esa vida con propósito que seguramente anhelamos.

Decirle a alguien que se haga responsable de algo no le hace sentirse responsable de ello. John Whitmore

La responsabilidad nos confiere la capacidad de elección. Cuando aceptamos y asumimos de forma verdadera la responsabilidad sobre lo que pensamos y lo que hacemos, nuestro compromiso se ve reforzado lo cual nos invita a la elección, a la acción e inevitablemente mejora nuestro bienestar.

Cuando damos instrucciones a alguien, sus índices de responsabilidad disminuyen. De alguna forma esto conduce al resentimiento y a la merma en la capacidad de decisión de las personas. De ahí en mi opinión, la poca conveniencia del coaching directivo.

El cóctel, conciencia y responsabilidad resultan cruciales para mejorar nuestro rendimiento y si le ponemos la guinda de la actitud, sabe mucho mejor. En ultima instancia requiere el desarrollo de una mente ganadora, una mente preparada, y para ello la conciencia y la responsabilidad resultan fundamentales. Una de las funciones del buen coach será la de funcionar a modo de caja de resonancia para genera en el cliente estos dos factores tan decisivos.

Llevar estos dos extremos a cualquier faceta o área de nuestra vida hace mejorar de forma inevitable nuestra relación general con todo lo que nos rodea. Si eres capaz de mejorar tus niveles de conciencia, tus capacidades y habilidades se verán potenciadas al tiempo que mejorarás tu responsabilidad y niveles de compromiso.

Imagen| Fotolia

RELACIONADOS