Cultura y Sociedad 


Claves del éxito del sistema educativo finlandés (II): el método educativo

Seguimos analizando las características más relevantes del sistema educativo finlandés. En esta segunda entrega (en la primera hablamos de la figura del profesor)vamos a detenernos en el método educativo que se emplea y los factores que lo diferencian de otros sistemas, en especial del español.

1) Calidad frente a cantidad:

Ésta es una de las premisas básicas que impera en el método educativo finlandés y muestra de ello es lo siguiente:

educfinl

En Finlandia la escolarización obligatoria no se produce hasta los 7 años de edad (dos años después, sus puntuaciones son mejores que el resto de los países estudiados por la OCDE). Además, el promedio dedicado en casa a la realización de deberes, pongamos un alumno de 9º (4º ESO en España), es de unas 3-4 horas.  Incluso los niños tienen menos horas lectivas que en otros países. Posiblemente, la primera reacción de muchas personas sea el asombro y el escepticismo.  Nada más lejos de la realidad. Desde el año 2001 es regularmente de los primeros países en el informe PISA y es un sistema de referencia en todo el mundo. Los alumnos suelen hablar tres idiomas como mínimo (finlandés, inglés y sueco, más otro optativo que eligen durante su etapa escolar). Cuando afirmo que hablan, los hablan de verdad, no como en España.

También hay que resaltar que en Finlandia existe poca evaluación a los alumnos, con el fin de que estos puedan desarrollar su propio estilo de aprendizaje y no se vean condicionados desde muy temprano. De hecho, hasta quinto no hay calificaciones numéricas. No se busca fomentar la competencia entre alumnos ni las comparaciones.

2) Confianza:

Es un sistema que se basa en la confianza: confianza de/en los ciudadanos, poderes políticos, instituciones educativas, etc. Para comprender esto en profundidad habría que conocer su cultura (se tratará en el siguiente artículo), hecho que determina un papel fundamental y motivo que creo determinante para que no funcionase de la misma forma este sistema en España. Para muestra, un botón:

Finlandia es el segundo país menos corrupto del mundo, empatado con Dinamarca (1º) y Nueva Zelanda (3º) según transparency international. España se ubica en el puesto 30, empatado con Bostwana.

3) Cada alumno es importante:

school6

A partir de los 7 años los niños comienzan a aprender a leer. Antes de esto, en el jardín de niños (1-6 años) y en preescolar (6 a 7 años) se pretende despertar las aptitudes de los niños, desarrollar y ampliar sus habilidades y su curiosidad. Para ello cada día es dedicado a una disciplina (música, deporte, actividades manuales o artísticas, lengua materna, matemáticas…). Esto se lleva a cabo sólo por las mañanas teniendo los niños las tardes reservadas al juego.

Durante los primeros seis años de primaria, los niños tienen en todas o en la mayoría de las asignaturas el mismo maestro, que vela porque ningún alumno quede excluido. Esto se traduce en una manera de fortalecer su estabilidad emocional y su seguridad.

Uno de los mayores aciertos de los colegios finlandeses es que prestan mucha atención a la evolución del alumno desde el comienzo, intentando atajar los problemas de orden académico en los primeros años de escolarización. Aun cuando sigan las clases junto con los demás, los chicos que van más atrasados tienen un tutor personal y clases de apoyo según los diferentes niveles de necesidad.  Porque se tiene en cuenta que cada niño es un mundo y es posible que no todos aprendan a la misma velocidad.

4) Se busca enseñar a pensar, no simplemente transmitir información:

Cono de la experiencia

Cono de la experiencia

Para ello se emplea  lo que se conoce como el cono de la experiencia, enunciado por el pedagogo Edgar Dale. Este cono representa la profundidad del aprendizaje realizado con la ayuda de diversos medios. En la cúspide del cono se encuentra la representación oral (descripciones verbales, escritas, etc). En la base del mismo, representando la mayor profundidad de aprendizaje, se encuentra la experiencia directa (realizar uno mismo la actividad que se pretende aprender). En la mayoría de los sistemas educativos (sin irnos muy lejos, en el español) predomina de forma notoria la representación oral, frente a la experiencia directa del finlandés.

La metodología finlandesa ha abandonado las memorizaciones típicas del sistema educativo y se ha centrado en el desarrollo de la curiosidad, la creatividad y la experimentación, con el fin de no transmitir de forma automática unos conocimientos dados, sino de aprender a pensar.

Los profesores finlandeses trabajan mucho en grupo con sus alumnos, buscando retroalimentación de los mismos y realizando clases participativas, con el fin de que el alumno sea el verdadero protagonista, al contrario que en una clase magistral, que es esencialmente unidireccional.

Asimismo, el grado de exigencia con el profesor es tal que éste está forzado está forzado a ir renovando sus clases y métodos de enseñanza para atraer la atención de los alumnos, actualizando y vinculando aquéllo que enseña en el aula con sucesos reales y formas que motiven a los estudiantes, como ver vídeos de YouTube relacionados con la materia, utilizar cómics, escuchar música o permitiendo que los alumnos investiguen de forma autónoma por Internet.

En la siguiente y última entrega de esta serie de artículos se abordará la autonomía que poseen los centros educativos finlandeses, en qué consiste la cultura educativa finlandesa y los principios en los que se basa.

 

Vía| otraescuelaposible,  innovación, elconfidencial, fluvium, abc, unitedexplanations

Imagen| cono de la experiencia, niños leyendo,  chicas pintando,

RELACIONADOS