Casos empresariales, Economía y Empresa 


Claves del éxito de Warren Buffet – Reflexión de su socio Munger

Berkshire Hathaway (la empresa de Warren Buffett) escribe cada año una interesantísima carta a sus accionistas. Hoy os traigo los puntos más importantes de la reflexión de Charlie Munger, la mano derecha de Buffett, con motivo del aniversario 50 de la empresa. Charlie Munger es un desconocido para algunos pero clave indiscutible del éxito de Berkshire.

Charlie Munger

Reflexiones del vicepresidente – Pasado y Futuro:

Para los accionistas de Berkshire Hathaway Inc.:

El sistema de gestión y políticas de Berkshire bajo el mando de Buffett (“el sistema Berkshire”) se establecieron pronto y pueden ser descritos como:

  • Berkshire sería un conglomerado difuso, únicamente adverso a aquellas actividades en las que no pudiera hacer predicciones fiables.
  • La sociedad matriz únicamente operaría a través de subsidiarias independientes cuyos CEOs tendrían una autonomía casi total.
  • Apenas habría “oficinas centrales” del conglomerado, salvo una pequeña oficina que incluiría al Presidente, al CFO y unos cuantos ayudantes para labores de auditoría y control internos.
  • De entre las subsidiarias, tendrían un peso especial las aseguradoras de accidentes (casualty). Estas aseguradoras generarían unas ganancias recurrentes además de proporcionar un “float” disponible para invertir.
  • No habría un sistema de “stock options”, otros sistemas de incentivos o de jubilación porque cada subsidiaria tendría sus propios sistemas.
  • Las nuevas subsidiarias se comprarían normalmente en efectivo, no ampliando capital.
  • Berkshire no pagaría dividendos como norma general.
  • A la hora de comprar subsidiarias, Berkshire buscaría pagar un precio justo por un buen negocio que el Presidente pueda entender perfectamente. Berkshire también querría contar con un buen CEO al mando, que vaya a permanecer por largo tiempo y auto-suficiente o independiente de los “headquarters”.
  • Para elegir los CEOs de las subsidiarias, Berkshire buscaría confianza, capacidades, energía y amor por el negocio.
  • Como norma general, Berkshire casi nunca vendería una subsidiaria.
  • Berkshire casi nunca transferirá a un CEO a una subsidiaria no relacionada.
  • Berkshire nunca forzaría a un CEO a retirarse por su edad.
  • Berkshire tendría poca deuda ya que intentará mantener: i) una calidad crediticia virtualmente perfecta y ii) liquidez y crédito disponibles para oportunidades extraordinarias.
  • Berkshire siempre estaría dispuesta a escuchar propuestas de inversión en grandes negocios. Sólo el Presidente y una o dos personas más estarán al corriente de la posible operación.

Tanto los elementos de este sistema como el tamaño de la empresa son muy inusuales. No conozco otra gran corporación que incorpore la mitad de estos elementos.

¿Cómo ha llegado Berkshire a conseguir esta personalidad tan distinta?

Buffett, con tan solo 34 años, controlaba un 45% de las acciones de Berkshire y contaba con la total confianza del resto de accionistas,  por ello pudo instalar el sistema que quiso e instauró el sistema Berkshire.

¿Qué buscaba Buffett cuando diseñó el sistema?

A lo largo de los años he llegado a las siguientes conclusiones:

  • Quería resultados “win-win” en todo: por ejemplo, obteniendo lealtad entregándola en primer lugar.
  • Buscaba decisiones que maximizasen los resultados a largo plazo. Para ello, necesitaba responsables que permaneciesen durante periodos suficientemente largos como para lidiar con las consecuencias de sus decisiones.
  • Quería minimizar los efectos negativos de una excesiva burocracia en las oficinas centrales.

¿Por qué Berkshire ha funcionado tan bien con Buffett?

En particular, la decisión de Buffett de limitar sus actividades a unas pocas cosas y maximizar su atención a ellas, y seguir haciéndolo durante 50 años, fue algo extraordinario. Buffett tuvo éxito por el mismo motivo que Roger Federer se convirtió en un gran jugador de tenis.

Buffett estaba usando, de hecho, el método ganador del famoso entrenador de baloncesto John Wooden, quien ganó regularmente tras asignar virtualmente durante todo el tiempo de juego a sus 7 mejores jugadores. De este modo, los contrincantes siempre se enfrentaban a los mejores jugadores, en lugar de a los segundos mejores. Y como jugaban más tiempo del normal, estos mejores jugadores mejoraban incluso más de lo esperado.

En el caso de Buffett, el ejercicio se concentró en una sola persona, en lugar de siete y su capacidad mejoró conforme envejecía durante 50 años, en lugar de deteriorarse como ocurre con los jugadores de basket.

Además, el hecho de concentrar tanto poder y autoridad en los CEOs de “largo plazo”, Buffett estaba creando efectos similares. Y esto mejoró las habilidades de los CEOs y el rendimiento de las subsidiarias.

Luego, como el sistema Berkshire otorgaba autonomía a las subsidiarias y sus CEOs (algo muy apreciado), y Berkshire tuvo éxito y se dio a conocer, esto atrajo a más y mejores subsidiarias y CEOs hacia Berkshire.

Y entonces, estas mejores subsidiarias y CEOs requerían menos atención, creando lo que se conoce como “círculo virtuoso”.

¿Por qué prefirió Berkshire comprar con cash, en lugar de ampliar capital?

Era difícil encontrar algo más valioso a cambio de acciones de Berkshire.

¿Por qué la adquisición de compañías fuera del negocio asegurador fue tan positiva para los accionistas de Berkshire, teniendo en cuenta que lo normal es que este tipo de adquisiciones sean negativas para los accionistas del comprador?

Bien, Berkshire, por su diseño, tenía ventajas metodológicas para ello. Nunca tuvo un “departamento de adquisiciones” presionado para comprar. Y tampoco confió en el consejo de “asesores”, irremediablemente sesgados hacia un mayor número de transacciones. Y Buffett se distanció del autoengaño, más consciente de aquello que funciona en los negocios que la mayoría de ejecutivos, gracias a su larga experiencia como inversor pasivo. Y, finalmente, incluso cuando Berkshire recibía oportunidades mucho mejores que el resto, Buffett demostró una paciencia casi inhumana y compró muy pocas veces.

¿Cuáles fueron los mayores errores?

Los mayores errores fueron no hacer determinadas inversiones, por ejemplo no comprar acciones de Walmart cuando era “seguro” que la operación sería exitosa. Estos errores de omisión fueron muy importantes. Y el valor de Berkshire podría ser hoy, al menos, 50 billones de dólares mayor.

Atentamente,

Charles T. Munger

Traducido por

Carlos Galán Rubio

Noviembre 2016

RELACIONADOS