Actualidad Jurídica, Derecho Civil, Derecho de la Unión Europea, Hay Derecho Joven, Jurídico 


Cláusulas suelo (y V): Pero, ¿cómo tributará ahora mi devolución de la cláusula?

(Artículo escrito por Nicolás González Muñoz)

Antes de la entrada en vigor del Real Decreto 1/2017, el criterio de la Dirección General de Tributos (consultas vinculantes V2429-16, V2430-16 y V2431-16) respecto a las cantidades percibidas en concepto de cláusulas suelo indebidamente soportadas se resumía de la siguiente forma:

  1. La devolución de intereses indebidamente cobrados en concepto de la cláusula suelo declarada como no puesta no constituye renta alguna sujeta al IRPF. Únicamente, si esas cantidades hubieran sido objeto de deducción por inversión en vivienda habitual, el contribuyente estaría obligado a regularizar su situación por haber perdido ese derecho a deducir, conforme al artículo 59 RIRPF.
  2. Por su parte, los intereses en concepto de indemnización percibidos en virtud del fallo judicial se consideran una ganancia patrimonial (art. 31 LIRPF) no amparada por ninguno de los supuestos de exención y que debe cuantificarse en el importe percibido, teniéndose por producida y, por tanto, imputándose, al ejercicio en el que se cuantifican y se acuerda su abono.

Ahora bien, el RD incluye, en su Disposición final primera, una “Modificación de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas” que añade una nueva disposición adicional cuadragésima quinta sobre el tratamiento fiscal de las cantidades percibidas por las devoluciones que nos ocupan, ya sea en virtud de un acuerdo celebrado con entidades financieras o por el cumplimiento de sentencias o laudos arbitrales, quedando el “nuevo régimen” resumido así:

  1. El apartado 1 de la Disposición establece que la devolución, en efectivo u otro medio de compensación pactado, de intereses indebidamente cobrados en concepto de cláusula suelo continúa sin constituir renta sujeta al IRPF. La novedad en este sentido es que los intereses en concepto de indemnización –anteriormente considerados ganancia patrimonial-, tampoco deben integrarse en la base imponible del impuesto.
  2. Por otro lado, el apartado 2 regula los supuestos en que los intereses cobrados por aplicación de las cláusulas de limitación de tipos de interés (i) hubiesen formado parte de la deducción por inversión en vivienda habitual (o deducciones de las CCAA), o (ii) se hubiesen deducido como gastos del capital inmobiliario o de actividad económica:

(i) En el primer caso, nada cambia: el contribuyente pierde el derecho a deducción y deberá integrar los importes que se dedujo en su declaración conforme al artículo 59 RIRPF, en el ejercicio en el que se celebre el acuerdo con la entidad financiera o se dicte la sentencia o laudo, sin inclusión de intereses de demora, lógicamente.

Además, “no resultará de aplicación la adición prevista en el párrafo anterior respecto de la parte de las cantidades que se destine directamente por la entidad financiera, tras el acuerdo con el contribuyente afectado, a minorar el principal del préstamo.”

(ii) Por su parte, si esos intereses se hubiesen deducido como gastos del capital inmobiliario o de actividad económica, deberá presentar el contribuyente una declaración complementaria de los correspondientes ejercicios antes del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por el impuesto, dado que aquéllos gastos pierden la consideración de deducibles. En este caso, tampoco se aplicarán intereses de demora, sanciones o recargos.

Estas regularizaciones afectarán a los ejercicios respecto de los cuales no hubiese prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria y teniendo en cuenta que, en todo caso, los ejercicios anteriores a 2012 se encuentran prescritos.

Finalmente, ¿qué ocurre si el contribuyente ya regularizó las cantidades por tener una sentencia anterior al Real Decreto y le fueron solicitados intereses de demora y/o los intereses indemnizatorios le fueron declarados como ganancia patrimonial? En este caso, se podrá instar una rectificación de las autoliquidaciones para resarcirse.

 

Vía|BOE; noticiasjuridicas.com
Imagen|Libertad Digital
En QAH|Cláusulas Suelo

RELACIONADOS