Actualidad Jurídica, Derecho Civil, Derecho de la Unión Europea, Jurídico 


Cláusulas suelo y TJUE

I.- ¿QUÉ ES UNA CLÁUSULA SUELO?. 

Estas cláusulas, contenidas en los Préstamos hipotecarios, establecen un tope (bien al alza, bien a la baja) sobre el tipo de referencia correspondiente al referido préstamo. Esto conlleva a que, en la práctica, en los préstamos hipotecarios de tipo interés variable (asociados al Euribor normalmente), por mucho que disminuya éste, existe un límite (en este caso a la baja) que marca el tipo de interés que cobra el banco, deformando la efectiva realidad.

Fue entonces cuando  los titulares de esos préstamos  acudieron a los tribunales, donde se les dio el amparo solicitado, declarando la nulidad por abusividad de estas cláusulas (entre otras) y condenando a las entidades bancarias a  devolver lo cobrado en exceso, pero como veremos, en función de una serie de condicionantes y de cuestiones jurídicas que a fecha de hoy, se hallan algunas pendientes de resolver por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

II.- POSICIÓN DEL TRIBUNAL SUPREMO (TS). 

El Tribunal Supremo, en su STS 1916/2013, de 9 de mayose proclamó por primera vez, declarando la nulidad de estas cláusulas. Fue dictada a raíz de la demanda colectiva interpuesta por AUSBANC –ex artículo 11 Ley Enjuiciamiento Civil– contra varias entidades bancarias, concretamente BBVA, CAJAMAR Y NOVA GALICIA CAIXA, condenando a las demandadas  a eliminarlas de sus contratos,  a abstenerse de utilizarlas, al tiempo que mantenía  la obligatoriedad de los contratos en vigor sin las cláusulas abusivas.

Ahora bien, a mí (como estudiante) y a muchos de vosotros así os habrán explicado (correctamente, en teoría) los efectos de la nulidad  de los contratos, que son llamados ex tunc (desde entonces), esto es, desde que se perfecciona (en otro post hablaré de cuándo se entiende perfeccionado el contrato de préstamo) el contrato de préstamo hipotecario (si el control que se hace sobre la abusividad se hace en abstracto, es decir, ab nitio).

Pues no, señores, como me explicaron una vez: la nulidad podemos decir que es una ficción, y esta sentencia es un claro ejemplo de ello. Os lo explico, y lo vais a entender.

El TS en su resolución declara la irretroactividad de la Sentencia, de tal forma que la nulidad de las cláusulas no afectará a las situaciones definitivamente decididas por resoluciones judiciales con fuerza de cosa juzgada ni a los pagos ya efectuados; es decir, limita los efectos de la nulidad al futuro, aceptando la devolución del dinero cobrado a los clientes en aplicación de la cláusula suelo solo a partir del 9 de mayo de 2013, no antes. En otras palabras, se establece efecto ex nunc (desde ahora) a un supuesto de nulidad radical. Esta es la realidad.

No os asustéis, hay una explicación (más, o menos discutible): lo que se arguye en la Sentencia es que el fenómeno de la retroactividad viene referido a la vigencia de las normas en el tiempo y acontece cuando la nueva ley se aplica a los actos jurídicos realizados bajo la vigencia de la ley antigua y a las situaciones jurídicas producidas bajo la vigencia de la misma, de forma que a través de normas de transición (Derecho transitorio) la nueva ley incorpora las disposiciones que han de regir las relaciones jurídicas efectuadas por el cambio legislativo, sin que ni la Ley Condiciones Generales de la Contratación, ni el Texto Refundido de la Ley General de Consumidores y Usuarios contemplen referencia alguna en esta materia.

Esto, unido al tipo de procedimiento al que se refiere la STS de 9 de mayo (acción de cesación colectiva), contribuyen a pensar que  en el caso de ejercicio de las acciones individuales, los criterios que resultan aplicables no dan otra alternativa posible que no sea la determinada del efecto devolutivo de las cantidades ya pagadas con carácter ex tunc, esto es, desde el momento de la perfección del contrato predispuesto.

III.- CUESTIÓN PREJUDICIAL ANTE EL TJUE  Y CONCLUSIONES DEL ABOGADO GENERAL.  

Así las cosas, el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Granada y posteriormente la Audiencia Provincial de Alicante, plantearon una cuestión prejudicial (en otro post comentaré el funcionamiento y características de esta figura) ante el TJUE (asunto C-154/15) sobre si la limitación de los efectos retroactivos de la nulidad de la cláusula suelo establecida por el TS es compatible con el derecho comunitario, al entrar en posible contradicción con lo establecido en el  art. 6.1 de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993,  que dispone que “Los Estados miembros establecerán que no vincularán al consumidor, en las condiciones estipuladas por sus derechos nacionales, las cláusulas abusivas que figuren en un contrato celebrado entre éste y un profesional y dispondrán que el contrato siga siendo obligatorio para las partes en los mismos términos si éste puede subsistir sin las cláusulas abusivas”.

Como es sabido, el 13 de julio de 2016, todos centramos nuestra atención en el dictamen del Abogado General Paolo Mengozzi (se trata de un proyecto de Sentencia, pero más detallado). En este escrito el Abogado termina concluyendo de la siguiente manera: “Habida cuenta de las anteriores consideraciones, sugiero al Tribunal de Justicia que responda del siguiente modo a las cuestiones prejudiciales planteadas por el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Granada y la Audiencia Provincial de Alicante:

«El artículo 6, apartado 1, de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, entendido a la luz de los principios de equivalencia y de efectividad, debe interpretarse en el sentido de que, en las circunstancias propias de los litigios principales, no se opone a la decisión de un órgano jurisdiccional supremo mediante la que éste declara el carácter abusivo de las cláusulas “suelo”, ordena que cese su utilización y que se eliminen de los contratos existentes y declara su nulidad limitando, al mismo tiempo, en atención a circunstancias excepcionales, los efectos, restitutorios en particular, de esa nulidad a la fecha en que dictó su primera sentencia en ese sentido.»” 

En este contexto,  el Abogado General reconoce que, en el momento en que se pronuncia acerca de los efectos en el tiempo de su resolución, un órgano jurisdiccional supremo puede ponderar la protección de los consumidores con las repercusiones macroeconómicas asociadas a la amplitud con que se utilizaron las cláusulas «suelo».

Como vemos, a título de excepción, las repercusiones (que a continuación se indican)  pueden justificar la limitación de los efectos retroactivos de la nulidad de las cláusulas suelo al día en que se dictó la primera sentencia que declaraba la nulidad por abusividad de las cláusulas suelo, esto es, al 9 de mayo de 2013 cuando se dictó la comentada Sentencia del Tribunal Supremo, sin que en última instancia se rompa el equilibrio en la relación existente entre el consumidor y el profesional.

Habida cuenta de que las conclusiones del Abogado General no son vinculantes al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en la gran mayoría de las ocasiones, los jueces suelen tenerlas en cuenta, máxime podría pensarse para este supuesto por cuanto los lobbies ejercidos por el sector bancario son uno de los más potentes.

IV.- IMPACTO POTENCIAL. 

En un informe publicado por el banco estadounidense Goldman Sachs estimaba que, en el peor escenario posible, es decir, aquel en el que se obligue a las entidades a devolver todo el dinero a sus clientes desde 2009, cuatro entidades del Ibex que comercializaron estas cláusulas (BBVA, CaixaBank, Bankia y Popular) deberán dotar otros 3.000 millones de euros de provisiones. Esta cantidad se sumarán a los 1.000 millones que ya han provisionado estos cuatro bancos, tras la STS de 9 de mayo de 2013, siendo el coste total de 4.000 millones de euros, resultando BBVA la entidad más afectada.

En ese caso, el desequilibrado aumento del apalancamiento sería “cuestión de horas”, con la peligrosidad que lleva intrínseca dicha consecuencia.

 

* Vía|Conclusiones del Abogado General acerca del efecto restitutorio de la nulidad de la cláusula suelo: luces y sombras. Carlos Sánchez Martín Magistrado. Letrado del Gabinete Técnico Sala 1.ª TS Actualidad Civil, Nº 10, Octubre 2016, Editorial Wolters Kluwer (LA LEY 7877/2016); http://www.elderecho.com/tribuna/civil/Clausulas-suelo-decision-TJUE_11_1014055002.html;  http://www.expansion.com/empresas/banca/2016/07/13/5785f601ca47418a5d8b45fe.html

* Más información|Posibles efectos de la esperada sentencia del TJUE sobre cláusulas suelo. M.ª José ACHON BRUÑÉN Doctora en Derecho Procesal Diario La Ley, Nº 8767, Sección Doctrina, 23 de Mayo de 2016, Ref. D-213, Editorial LA LEY (LA LEY 3021/2016)

* Imagen|http://navarroabogados.net/clausulas-suelo-juzgados-primera-instancia-o-mercantil/

 

Lo mejor de aprender, es seguir aprendiendo. 

RELACIONADOS