Jurídico 


Cláusulas de imputación de impuestos no pagados: tax sparing vs matching credit

En el ámbito de la fiscalidad internacional, los países negocian convenios para evitar problemas como la doble imposición internacional. Sin embargo, éste no es la única meta conseguida a través de los mismos, sino que también se produce a través de ellos un incentivo fiscal a la inversión en determinados países.

En España cerca del 70% de los vuelos tienen un destino internacional

Es en este contexto en el que surgen las conocidas cláusulas tax sparing y matching creditAmbas se introducen para determinar la forma de tributación de las rentas obtenidas por un sujeto procedentes de un Estado diferente al de residencia. Normalmente se incluyen en convenios suscritos entre un país desarrollado (en adelante Estado de residencia) y otro en vías en desarrollo (en adelante Estado de la fuente).

A pesar de que muchos tratan de manera análoga estas cláusulas, ya que persiguen un mismo objetivo, lo cierto es que son conceptos diferentes, como se señala a continuación:

  • Tax sparing: en aquella situación en la que en el Estado de la fuente se deja exento de tributación el rendimiento obtenido por un residente en otro Estado, se incluye este tipo de cláusulas en el convenio de doble imposición suscrito entre ambos Estados, con el objetivo de que el Estado de residencia se introduzca una deducción por doble imposición internacional que permita la deducción del importe del impuesto que el sujeto inversor hubiera pagado de no existir dicha exención.
  • Matching credit: a diferencia del caso anterior, en este supuesto, en lugar de incluir una deducción del importe del impuesto que se hubiera devengado en caso de no existir la exención señalada en el Estado de la fuente, el Estado de residencia autoriza a que se aplique una deducción por una cuantía a tanto alzada superior al impuesto efectivamente pagado en el extranjero.

Pues bien, se observa que en virtud de la primera cláusula analizada, se aplica una deducción por el importe del impuesto que debió haberse satisfecho en el extranjero, con independencia de que no haya estado sujeta la renta a tributación; y en virtud de la segunda, se permite una deducción de un importe mayor al que hubiera correspondido pagar en el extranjero.

Estos sistemas no son más que un intento de que los países desarrollados no se beneficien del sacrificio fiscal realizado por otros en busca de un mayor crecimiento económico. Así, parece ético el hecho de que si un país en vías de desarrollo no obtiene recaudación alguna por una determinada operación, otro desarrollado no se vaya a lucrar por ello, entorpeciendo el potencial que esta medida supone en el primero.

Para concluir, señalar que son muchos los aspectos que se tienen en cuenta a la hora de planificar la realización de una inversión. De todos ellos, el factor fiscal ocupa uno de los principales puestos en cuanto a nivel de importancia. Por ello, en un mundo globalizado como el nuestro, es necesario suscribir convenios para evitar la doble imposición que regulen las potestades tributarias de un modo que fomenten la inversión, a través de la introducción de estas cláusulas por ejemplo, otorgando de esta forma una mayor protección jurídica al inversor.

Vía|Las cláusulas tax sparing y matching credit
Más información|Convenios fiscales internacionales y fiscalidad de la Unión Europea

Imagen | Departures

RELACIONADOS