Jurídico 


Matar a un Ruiseñor

“It was times like these when I thought my father, who hated guns and had never been to any wars, was the bravest man who ever lived”.

Scout Finch

La película “Matar a un Ruiseñor” está basada en la novela homónima de Harper Lee, considerada un clásico de la literatura moderna estadounidense. Fue adaptada al cine por el director Robert Mulligan en 1962. Trata temas como la violación, el racismo, la desigualdad social y las injusticias en general.

La historia transcurre en los años 30, la época de la Gran Depresión, en Alabama, en una pequeña población sureña. Su protagonista es Atticus Finch, un abogado viudo que cuida de sus dos hijos, Jem y Scout,  con la ayuda de su criada. La vida transcurre tranquilamente para los niños que pasan el tiempo jugando e inventando historias sobre Boo, un misterioso vecino que no sale de su casa, algo que les intriga y desconcierta.

El argumento gira en torno a un suceso: un hombre negro, Tom Robinson, es acusado de haber violado y golpeado a una mujer blanca. Para la defensa en el juicio se le asigna como abogado a Atticus. Atticus es una persona íntegra, con una ética intachable, y gran sentido del deber y de la justicia, que goza del respeto de su comunidad. Atticus Finch es considerado uno de los más icónicos héroes literarios del siglo XX.

Matar a un Ruiseñor, 1962. Basada ebn la novela de Harper Lee.

Matar a un Ruiseñor, 1962. Basada en la novela de Harper Lee.

La fecha del juicio se va acercando. Atticus y su familia sufre cierto hostigamiento por ser un “defensor de los negros”. Cuando se celebra el juicio, la valiente defensa de Atticus desmonta la tesis de la acusación y pone de manifiesto la inocencia de Tom, si bien el acusado ya había sido socialmente prejuzgado por la comunidad y el veredicto del jurado (institución de larga tradición en Estados Unidos) era previsible, fue declarado culpable y se le condena.

Durante el juicio Bob Ewell, un borracho de la localidad cuya hija, Mayella, es quien acusa a Tom de haber cometido el delito, se siente ofendido al ver que su versión de los hechos es seriamente cuestionada, y jura vengarse de Atticus y el Juez. La postura de Atticus le granjea enemistades, pero le otorga el respeto y la admiración de sus hijos. Los niños muestran su desconcierto por la decisión del jurado de condenar a Tom. Atticus trata de explicarles por qué la decisión del jurado fue una conclusión inevitable. Atticus, lejos de amedrentarse, le dice a su defendido que habrá apelación. Pero antes de poder darle curso al procedimiento, es informado de que Tom ha muerto accidentalmente en un intento de fuga cuando era trasladado a otra prisión.

Pasa el tiempo, las cosas vuelven a la normalidad, Scout y Jem olvidan su curiosidad por Boo. La noche de Halloween los niños vuelven a casa por un paraje oscuro y solitario, comienzan a escuchar sonidos y piensan que es un amigo con ánimo de asustarles. Scout va cargada con un disfraz que limita su movilidad y su visibilidad. De repente, sufren un ataque. Scout no puede ver al atacante y cuando consigue zafarse ve a un extraño que lleva en brazos a su hermano inconsciente hacia casa.

Tras el incidente el sheriff llega a casa de Atticus y les anuncia a todos que Bob Ewell ha sido encontrado muerto bajo el árbol donde fueron atacados los niños tras haber caído sobre su propio cuchillo, según la versión oficial. Scout se da cuenta de que el desconocido que acudió en su ayuda es su vecino Boo, que es en realidad el responsable de haber salvado su vida y la de su hermano y de haber matado a Ewell.

El sheriff descarta la posibilidad de presentar cargos contra Boo, a pesar del desacuerdo de Atticus. Scout se muestra de acuerdo con la decisión del sheriff y así se lo expone a su padre.

Leyes de “Jim Crow”

En esta historia sobre una comunidad capaz de acabar con la vida de un hombre inocente para salvar el honor de una chica blanca simplemente por serlo, el tema jurídico que subyace es el de los Derechos Civiles, lo que en España denominamos Derechos Fundamentales.

Las relaciones raciales en el “Deep South” estadounidense se regulaban por las denominadas Leyes de “Jim Crow”, las cuales limitaban la participación en la sociedad de los afroamericanos. La primera ley Jim Crow aparece en 1890, después aparecieron más y duraron hasta la década de los años 60, fueron abolidas por el movimiento de los derechos civiles.

Eran leyes segregadoras que regulaban diversos aspectos como: entradas separadas para blancos y negros en edificios públicos, baños independientes, distintos asientos en trenes y autobuses. Separaban a blancos y negros en restaurantes, cárceles, cementerios, en el deporte, en el ejército, en las escuelas, etc. Y, evidentemente, el matrimonio interracial fue prohibido en muchos Estados.

Movimiento de los Derechos Civiles

La comunidad negra había mostrado su lucha por la consecución de los derechos civiles desde el fin de la esclavitud, pero en la década de 1950, se perdió interés por ello.

En 1955 una mujer negra, Rosa Parks se subió a un autobús en Montgomery, Alabama, cansada tras un largo día de trabajo. Se sentó en la sección blanca del autobús y se negó a levantarse, fue detenida. La presión de la comunidad negra en relación con este asunto terminó con la segregación en el transporte público. Las leyes de segregación del transporte público en Alabama fueron anuladas y con ello, el movimiento de los derechos civiles cobró nuevo impulso y fue entonces cuando Martin Luther King lideró el movimiento.

Movimientos similares a este de Montgomery, se vivieron en la Universidad de Alabama en el campus de Tuscaloosa. Y también en 1957 en las escuelas de Little Rock, en Arkansas.

La lucha por los derechos civiles sigue existiendo actualmente, lo que hace de Matar a un Ruiseñor una obra intemporal.

Vídeo| To Kill a Mockingbird

RELACIONADOS