Cine y Series 


Cine de Realidad – DOGMA

DOGMA

En la actualidad, el mundo del cine es un mundo extremadamente competitivo, hay mucho arte y demasiado material. Hay cine para todos y avances en el medio cada día. Este detalle nos hace a muchos preocuparnos y tal vez añorar un poco el propósito y el concepto del cine en sus comienzos. De aquel cine mágico, sin tanto presupuesto que se basaba en concebir una gran idea y respaldarla hasta verla realizada. Ahora se ve un poco opacado este fin al añadirle todos esos efectos visuales y especiales, los giros rápidos de la trama en tiempo y espacio y, a veces hasta podemos llegar a decir que es contraproducente la firma del director en el largometraje, ya que si su nombre ya es aclamado, se vuelve un éxito garantizado (a veces sin merecerlo).

Por suerte, no sólo a nosotros los espectadores nos preocupa que el cine pierda su esencia inicial. A través de la historia vamos viendo cómo se crean corrientes artísticas en el gremio enteramente destinadas a conservar el tradicionalismo del cine y su sentido de realidad.

Lars Von Trier en la celebración del siglo del cine en Paris

Lars Von Trier en la celebración del siglo del cine en Paris

Considerado como el movimiento filmográfico más reciente y controversial, el DOGMA (en danés dogme 95), busca “purificar” al mundo del cine del llamado “romanticismo burgués”; para esto, el aclamado director Lars Von Trier dió a conocer el manifiesto del DOGMA en 1995 en Paris, con motivo de la celebración de los 100 años del cine. También estaban sumados en esta propuesta radial los directores Thomas Vinterberg, Kristian Levring, y Søren Kragh-Jacobsen; propusieron mirar al segundo siglo del cine con diferentes metas, abandonar un poco la innovación y trabajar con las herramientas que dieron resultado durante tanto tiempo, para no dejar a un lado el talento por lo comercial.

 

Para cumplir con el DOGMA a cabalidad crearon “El Voto de Castidad”, el cual se basaba en cumplir las siguientes 10 reglas:

1- Los rodajes tienen que llevarse a cabo en localizaciones reales. No se puede decorar ni crear un “set”. Si un artículo u objeto es necesario para el desarrollo de la historia, se debe buscar una localización donde estén los objetos necesarios.

2- El sonido no puede ser mezclado separadamente de las imágenes o viceversa (la música no debe ser usada, a menos que esta sea grabada en el mismo lugar donde la escena esta siendo rodada).

3- Se rodará cámara en mano. Cualquier movimiento o inmovilidad debido a la mano está permitido. (La película no debe tener lugar donde esté la cámara, el rodaje debe tener lugar donde la película tiene lugar).

4- La película tiene que ser en color. Luz especial o artificial no está permitida (si la luz no alcanza para rodar una determinada escena, ésta debe ser eliminada o, en rigor, se le puede enchufar un foco simple a la cámara).

5- Se prohíben los efectos ópticos y los filtros.

6- La película no puede tener una acción o desarrollo superficial (no pueden mostrarse armas ni pueden ocurrir crímenes en la historia).

7- Se prohíbe la alienación temporal o espacial. (Esto es para corroborar que la película tiene lugar aquí y ahora).

8- No se aceptan películas de género

9- El formato de la película debe ser el Académico de 35mm (1:1.85)

10- El director no debe aparecer en los títulos de crédito.

"Idioterne" Certificado de película incluída en el DOGMA

“Idioterne” Certificado de película incluída en el DOGMA


Pese a la controversia en la que se vió involucrado el DOGMA por ser tan radical, este se originó con buenas razones y propuestas; y aunque sólo duró 10 años activo (debido a que sus mismos creadores se vieron en la obligación de romper alguna que otra regla), dejó una gran marca en el mundo del cine actual e hizo recapacitar y cambiar un poco su línea de trabajo a más de uno; abrió nuevos horizontes y volvió a poner sobre la mesa muchas posibilidades ya “descartadas”.

En definitiva, y como vimos en la puesta en práctica de las 10 reglas del DOGMA en esos 10 años(1995-2005), ni todo el cine que no cumple con estas reglas es malo, ni todo el cine que sigue estos estrictos “mandamientos” es sublime.

 

Hoy por hoy podemos darle gracias a los movimientos radicales que se ocupan de que el cine tradicional no muera y disfrutar de la mezcla de este con los avances de la actualidad.

 

Vía| Wikipedia , Cinecam 

Imágenes| Dogme 95 , Lars Von Trier , Idioterne

En QAH| Debate Celuloide vs Grabación Digital 

 

RELACIONADOS