Salud y Deporte 


5 aspectos que tienes que conocer sobre el virus del Ébola

El virus del Ébola causa en el ser humano una enfermedad conocida como EVE. Los primeros brotes se dieron de forma simultánea en 1976 en Sudán y en República Democrática del Congo. La aldea perteneciente a la República Democrática del Congo en la que se dio este brote está situada en las proximidades del río Ébola, que da nombre a este virus. Este virus se desarrolla en animales, principalmente en: chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines.

ebola

Virus del Ébola

El brote de Ébola con mayor número de personas infectadas se dio en Uganda en el año 2000. Hubo en total 425 personas infectadas con un total de 224 muertos (una tasa de mortalidad del 53%). En el primer brote anteriormente comentado en la República Democrática del Congo, se dio la tasa de mortalidad más elevada (88%) en casos de más de 20 afectados (hay casos de tasas de mortalidad del 100% en países donde sólo ha habido una persona contagiada). Este brote fue además, el que mayor número de defunciones ha presentado en toda la historia (280).

A continuación detallamos cinco aspectos que deberías conocer sobre el virus del Ébola:

1. Causa: Según la University of Maryland Medical Center (UMM), la fiebre hemorrágica producida en los casos de pacientes con Ébola, es producida por un virus perteneciente a la familia de los Filoviridae, del cual se han llegado a identificar por los científicos cinco tipos: Ébola-Zaire, Ébola-Sudán, Ébola-Bundibugyo, Ébola Taï Forest y Ébola-Reston.

2. Transmisión: Las principales fuentes de transmisión a los seres humanos son los animales y los materiales infectados según la UMM. Según la OMS, una vez que la transmisión se ha producido por uno de estos dos cauces, el virus se propaga mediante el contagio de persona a persona por contacto directo, a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel.
3. Síntomas: La OMS indica que esta enfermedad de origen vírico suele tener como principales aspectos en su sintomatología la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores a nivel muscular, de garganta y de cabeza. Posteriormente aparecen vómitos, diarrea, erupciones cutáneas y disfunción renal y hepática. En algunos casos se llegan a producir hemorragias tanto a nivel interno como externo.

4. Diagnóstico: Para poder comprobar si una persona padece Ébola existen diferentes pruebas-exámenes que nos permiten conocer este dato. La OMS propone que antes de realizarlos se debe descartar que la persona padezca otras enfermedades como el paludismo, el cólera, la fiebre tifoidea u otras fiebres hemorrágicas de tipo vírico. Entre las pruebas que existen para la detección del Ébola podemos encontrar la inmunoabsorción enzimática (ELISA) y la reacción en cadena de polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR).
5. Prevención y tratamiento: Realmente no existe ninguna vacuna para la prevención o tratamiento del virus en los animales, por lo que es imposible frenar su contagio y propagación. La OMS recomienda limpieza e higiene en lugares donde se ubiquen los animales, pasa así prevenir que se active el virus entre ellos. Como tratamiento principal encontramos la hospitalización de las personas para que reciba cuidados intensivos, siendo en muchos casos insuficiente, ya que esta enfermedad tiene una tasa de mortalidad que puede llegar al 90%.

 

Vía| Salud180

Más información| OMS

Imagen| Ébola

En QAH| Sobre el Ébola: salud y responsabilidad públicas¿Irá alguien a prisión por la crisis del ébola?

RELACIONADOS