QAH Viajeros 


Christiania, la ciudad libre

Christiania es una ciudad autogestionada por sus habitantes que se encuentra en el centro de Copenhague, en el barrio de Christianshavn. Sus orígenes se remontan a 1971 cuando un grupo de hippies liberales tiraron las vallas de un abandonado campo militar con el fin de restaurar dicho espacio y crear una zona verde donde sus hijos pudiesen jugar.

La situación económica del momento propició que muchos de estos jóvenes sin trabajo comenzaran a asentarse en esta zona. Poco a poco las 83 hectáreas que comprenden el territorio de esta ciudad se poblaron con más habitantes hasta llegar a los 850 aproximadamente que residen allí hoy en día. La mayoría de ellos son músicos, artistas, artesanos, herreros o carpinteros.

Un ejemplo de sus productos es la elaboración de los bien conocidos y originales remolques de niños para bicicletas, Christiania bikes. Poseen moneda , el Løn, y estandarte propios. Su bandera de color rojo con tres puntos amarillos representa los colores que encontraron al irrumpir en las barracas militares. Los tres puntos son símbolo de las tres íes en la palabra Chistiania.

La mayoría de las casas del barrio son las creativas obras construidas por los primeros habitantes del lugar. Las casas ni se compran ni se venden, de traspasan siguiendo un código moral y hereditario. Por anárquico que parezca es muy difícil “entrar” en Christiania.

Uno de los temas más polémicos sobre Christiania es el consumo de drogas. Aunque los habitantes prohíben tajantemente el uso de drogas duras dentro de la ciudad, desde su creación este lugar ha sido una cuna para los fumadores de marihuana y hachís. Era legal” la venta de estos últimos productos, de tal manera que se podían ver diversos puestos para comprarla. Los pobladores hacían uso de ella teniendo siempre en cuenta que la ley danesa pena la tenencia o consumo de cualquier droga. A partir de 1994 decidieron dejar atrás esa fama y desde entonces dejó de ser públicamente vendida, aunque los trapicheos están a la orden del día y todavía es posible conseguir algo para fumar sin problemas.

En Christiania no está permitido vivir a la interperie y sólo puede quedarse el que tenga “permiso de residencia”. A pesar de todo este lugar de carácter tan liberal e inclusivo se se convirtió en lugar de peregrinación para numerosos turistas y qué decir de jóvenes sin trabajo cuya ocupación era divertirse, vagabundos o madres solteras.

En un principio el gobierno intentó desalojar la zona, pero tras diversos pactos se permitió su estancia como un “experimento social”. Su lucha contra la propuesta de privatización de ese terreno es el día a día. Los cambios de gobierno implicando cambios de ideas con respecto a la comuna han sido su lucha constante, así como las intrusiones policiales, que en algún caso han terminado con heridos de muerte, pero hasta el momento Christiania sigue respirando.

Los ideales y formas de organización también han cambiado a lo largo del tiempo, pero hay una serie de normas que siguen intactas:

  • En el interior de la ciudad, que tiene dos entradas, no se pueden usar ningún tipo de vehículo motorizado. Abogan por un transporte ecológico y gratuito: caminar o pedalear.
  • Prohibición de usar cualquier tipo de droga dura. Los consumidores no sólo serán sancionados por el gobierno danés, sino repudiados por los propios habitantes.
  • Autogestión: cualquier necesidad de la vida cotidiana debe ser solucionada “de puertas para adentro”. Nada de llamar a un técnico si tienes una avería ni mucho menos contar con la policía.
  •  Servicios públicos. Christiania es una ciudad fuera de la ley danesa, y por tanto no cuenta con los servicios municipales. Es por eso que los habitantes han de repartirse las tareas imprescindibles como por ejemplo la recogida de basura. Toman turnos y piden colaboración de los turistas que les visitan en cuanto a la separación de los residuos.
  • Asamblea: Cualquier decisión llevada a cabo en la ciudad es tomada por asamblea. No hay votaciones ni imperativos, todo ha de ser pactado por el pueblo.

Si quieres saber más te recomiendo ver este documental sobre la forma su forma de vida e ideales.

 

Y tú, ¿piensas que una sociedad así es posible?

 

Vía| Christiania.org

Más información| Copenhagen.com

RELACIONADOS