Economía y Empresa 


CHO: un nuevo perfil profesional

Hace ya casi cuatro décadas que SAS Institute, la empresa líder mundial en business intelligence software, puso en práctica un modelo de negocio innovador basado en una premisa central: “empleados contentos generan clientes satisfechos”. Su actual presidente ejecutivo, James Goodnight, ha conseguido convertir el talento en el motor de crecimiento de la compañía y fomentar una cultura de trabajo innovadora, con pocas reglas, mucha libertad y empleados felices. Los trabajadores disponen de numerosos beneficios que incluyen un buen salario, vacaciones de cinco semanas (seis a partir de los 10 años de antigüedad), horario flexible y participación en las ganancias, lo que genera un excelente ambiente laboral y una lealtad inigualable: el 40% de sus 13.800 empleados trabaja en la firma desde hace más de una década y, en una industria en la que la tasa de rotación supera el 20%, la de SAS no excede del 4%.

El CHO genera el ambiente de felicidad en el trabajo

El CHO genera el ambiente de felicidad en el trabajo

El modelo de SAS Institute ha sido aplicado por otras importantes compañías como Google, Intuit, Netflix, Facebook, Amazon o Apple, que han aumentado la productividad procurando un ambiente laboral satisfactorio y se benefician ya de tener entornos de trabajo con empleados felices gracias a contar con un Chief Happiness Officer (CHO) en sus plantillas. Este nuevo perfil profesional, el CHO o Director de la Felicidad, nace de la premisa básica de que un trabajador feliz es un trabajador motivado, creativo, innovador y, por tanto, productivo. A diferencia del clásico Director de Recursos Humanos, con quien comparte funciones, un Chief Happiness Officer está más enfocado al bienestar emocional de los trabajadores, así como al ajuste de las políticas y cultura organizacional de la empresa para alcanzar la felicidad en el centro de trabajo y crear un mejor clima laboral. Aunque todavía hay cierta confusión sobre cuáles deberían ser sus aptitudes, existen ya ofertas de empleo en el mercado que demandan CHO capaces de desarrollar las siguientes funciones:

• Procurar que el flujo de comunicación en la organización sea el adecuado, implantando los canales de comunicación y herramientas necesarias
• Crear iniciativas de motivación dinámicas, de fortalecimiento de equipos y actividades que subrayen y promuevan los valores de la empresa.
• Optimizar el espacio físico donde los empleados han de desarrollar su trabajo
• Atender a las expectativas de desarrollo profesional de cada uno de los trabajadores, apoyándoles y poniendo los medios para que puedan alcanzarlas.

Resulta difícil definir la felicidad en el mundo laboral porque es una sensación, una emoción, algo que experimentamos cada uno de nosotros por diferentes motivos: disfrutar con lo que hacemos, tener buena relación con la mayoría de los compañeros, sentir que nuestras tareas son importantes o aprender algo nuevo permanentemente. Ser feliz o no en el trabajo tiene un impacto de transcendencia en nuestras vidas y depende fundamentalmente de nuestra actitud; más allá de los beneficios materiales como un buen salario o vacaciones, existen otras características intangibles como un sentimiento de unión con los valores de la empresa o con la responsabilidad social de la misma.

A pesar de que la felicidad no es el foco principal de las empresas, muchas de ellas la empiezan a tener en cuenta como un factor importante de su productividad y apuestan por tener en sus filas una persona encargada del bienestar corporativo porque, si bien cada uno construye su propia felicidad, deberíamos revisar cómo se interactúa desde las organizaciones y no olvidar que es más fácil ser feliz en un ambiente en donde más personas lo son.

Para conseguir resultados extraordinarios y altos grados de compromiso en los trabajadores las organizaciones han de ser generosas e invertir adecuadamente en ellos, lograr que se sientan agradecidos, orgullosos de lo que hacen, valorados personalmente…… y felices.

Vía| WOBI: world of business ideas

Más información| Digiworks, Lead Map, Mba America economía, Andrés Ramírez

Imagen| Imagen

RELACIONADOS