Derecho Internacional, Jurídico 


Chipre: isla dividida

República de Chipre

La República de Chipre se adhirió a la Unión Europea el 1 de mayo de 2004 y adoptó el Euro como moneda oficial en 2008. Durante el segundo semestre de 2012, Chipre ocupa la presidencia de turno del Consejo de la UE.

Chipre obtuvo su independencia en 1960. El Tratado de Garantía firmado ese mismo año entre Grecia, Turquía, Reino Unido y los representantes de las comunidades greco-chipriota y turco-chipriota pretendía sentar las bases para elaborar una Constitución y mantener la integridad territorial de la isla. Sin embargo, el Gobierno de la República de Chipre no ejerce control absoluto en todo su territorio debido a la intervención militar llevada a cabo por Turquía en 1974, como consecuencia de los conflictos étnicos que comenzaron en 1963.

Green Line

Este acontecimiento mantiene divido al país de facto, ya que existen dos entidades gubernamentales diferentes. Por un lado, la República de Chipre, cuya capital es Nicosia, ejerce su soberanía en el sur de la isla y es reconocida por la comunidad internacional. Por otro, la República Turca del Norte de Chipre es tan solo  reconocida por Turquía. La isla se encuentra dividida en base a las dos etnias mayoritarias de su población. La conocida como línea verde separa a los greco-chipriotas del sur y a los turco-chipriotas del norte.

Republica Turca del Norte de Chipre

Esta situación representa un contexto político y diplomático único. Estas son dos de sus peculiaridades más significativas:

– A pesar de que la totalidad de la isla es territorio de la Unión Europea, el derecho comunitario y la totalidad del “acquis communautaire” quedan suspendidos en el norte de la isla. Esto quiere decir, por ejemplo, que las políticas aduaneras y fiscales de la UE no se aplican en el norte de la isla.

– Sin embargo, esta suspensión del acquis, no influye en los derechos individuales de la población del norte de la isla. Es decir, la comunidad turco-chipriota es ciudadana de la Unión Europea ya que pertenecen a un Estado Miembro de la UE, aunque este se encuentre dividido de facto, y por lo tanto es beneficiaria de los derechos que el estatus de ciudadano europeo otorga. Por ejemplo, si un turco-chipriota cuenta con un pasaporte de la República de Chipre, este puede viajar libremente por el espacio Schengen.

En octubre de 2005, la UE concedió el estatus de país candidato a Turquía. Como requisito para iniciar las negociaciones de adhesión, Ankara debía extender su Acuerdo de Asociación de 1963 con la entonces Comunidad Económica Europea a los diez nuevos países que se habían adherido a la UE en 2004, entre ellos Chipre. No obstante, de manera simultánea a la firma del Protocolo Ankara, por el que Turquía extendía la Unión Aduanera a los diez nuevos Estados Miembro, Ankara emitió una declaración el que constataba que no reconocía a la República de Chipre. Una de estas consecuencias es que Turquía mantiene sus puertos y aeropuertos cerrados a Chipre.

A día de hoy, las negociaciones de adhesión con Turquía permanecen estancadas. Tan solo el capitulo correspondiente a investigación y desarrollo ha sido cerrado provisionalmente. Once capítulos más han sido abiertos, pero ocho permanecen bloqueados ya que Turquía sigue sin implementar el protocolo de Ankara que le obliga a extender la Unión Aduanera a la República de Chipre, la cual no reconoce.

Vía| European Commission

Imágenes| 1, 2, 3

RELACIONADOS