Economía y Empresa, Finanzas 


China (I): ¿Qué es China?

En estos últimos años en los que los países occidentales (Eurozona y EE.UU) estamos pasando la crisis, hemos visto que ciertos países emergentes han estado creciendo a tasas considerables por encima del 5%.  Este conjunto de países son los denominados BRICs, termino que creó el analista de economía global de Goldman Sachs, Jim O’Neill, para referirse al conjunto de países formado por Brasil, Rusia, India y China. Porque todos ellos tienen en común una gran población, un enorme territorio, unas elevadas cifras de crecimiento y una atracción por parte de los inversores en estos últimos años.

Analizar cada unos de los países sería una redacción bastante extensa, así que me voy a centrar en uno de los más relevantes y en el que según palabras de Hillary Clinton es actualmente el principal banquero de los EEUU, porque posee las mayores reservas de deuda en dólares. El país al que me estoy refiriendo es China y las decisiones que tome su gobierno y su banco central, afectan directamente a la economía global.

Actualmente sabemos que China está creciendo a un ritmo del 9% aprox., que su población es de 1.336 millones de personas y según algunos analistas si este crecimiento sigue sosteniéndose, llegará a ser la primera potencial mundial para el 2020. Pero para comprender como China ha llegado a ser lo que es actualmente, deberíamos preguntarnos… ¿Qué es China? ¿Cómo empezó todo? ¿Cómo funciona su régimen comunista? ¿En que se basa su sistema financiero y económico? ¿Es una buena oportunidad de inversión y de comercio? ¿Cómo se puede invertir en China?

A todas estas preguntas les intentaré dar una respuesta a través de una serie de artículos.

Este primer articulo se basa en la situación geográfica y demográfica de China para entender mejor el desarrollo económico del país.

¿Qué es China?

Es el país más poblado del mundo y el tercer con más superficie de territorio después de Rusia y Canadá. Su superficie es un 2% más grande que los Estados Unidos, lo cual hace que las condiciones geográficas sean bastantes semejantes. Incluso cubren las mismas latitudes y tienen similares condiciones climatológicas. La gran diferencia es que el territorio de China es más abrupto, más montañoso y la mayoría es inhabitable. En su geografía podemos encontrar desde el Everest, la montaña más alta del mundo que linda en la frontera con Nepal y la tercera zona más baja de la Tierra que es la depresión de Turfan, a 155 metros bajo el nivel del mar, en la provincia de Xinjiang al noroeste de China.  Y a pesar de que históricamente China ha sido un país agrícola, sólo una pequeña parte de su territorio es cultivable.

Otro diferencia si lo comparamos con EEUU o India, países que la mayor parte de su frontera son zonas costeras, China solo tiene una costa en todo su territorio, con lo que históricamente se ha visto limitada en el comercio marítimo con los demás países. Por eso, después de la transición económica y su expansión al comercio Internacional, la mayor tasa de crecimiento en el país ha tenido lugar en las regiones de la costa sureste.

En el siguiente mapa vemos el territorio de China y demás países colindantes. He dividido el país en Zona B y Zona A.

– La Zona B es casi toda montañosa y/o desértica, sólo vive el 6% de la población china y como vemos, las fronteras con los demás países son cordilleras montañosas. Por estas razones, en esta parte de China ha sido muy difícil que se desarrolle la población y fluya el comercio. Aunque el ser humano es capaz de cualquier cosa y a pesar de las barreras geográficas, se consiguió  crear una de las más famosas rutas comerciales de la historia, la denominada “Ruta de la Seda”, que comenzaba en X’ian y llegó a terminar en los reinos hispánicos por el siglo VI después de cristo.

– La Zona A es dónde se concentra el 94% de la población china, casi toda la superficie arable y el agua es abundante. Para dar una idea, la densidad de población en este área es de 260 personas por kilometro cuadrado, 6 veces más que la densidad media de población que hay en el mundo.

Actualmente China tiene un total de 31 provincias y algunas de ellas tienen más población que algunos países. Henan es la más poblada con unos 97 millones de habitantes, mientras que el Tibet es la menos poblada con unos 2,7 millones. Aparte de estas 31, también hay dos regiones que son autónomas y no se les trata como provincias, estas son Hong Kong (antigua colonia inglesa) y Macao (antigua colonia portuguesa). Las ciudades más importantes del país y sus principales centros de financieros y de negocios son Beijing (Capital nacional) y Shanghái (principal centro financiero).

 

 

 

 

 

En la tabla anterior podemos comprobar que a diferencia de los EEUU, China tiene menos superficie arable, sin embargo su población es más de cuatro veces la estadounidense. Esto hace que durante siglos, los agricultores chinos hallan compensado el escaso terreno con el desarrollo de una agricultura intensiva, que consiguen que se extraiga de una hectárea de terreno más cantidad de productos agrícolas que en cualquier otro país.

 

Si hablamos de los demás recursos naturales, le ocurre lo mismo que con la superficie cultivable, ya que el reparto de las reservas naturales per cápita es la mitad o menos que la media mundial.

Con el 20% de la población mundial, este país tiene el 7% de la superficie mundial cultivable,  el 11% de las reservas mundiales de carbón, el 2,3% de las reservas de gas natural y el 0,8% de las reservas de petróleo. Sin embargo, es muy rico en minerales como el estaño, el cobre y el tungsteno. La distribución de estas reservas es muy desigual, estando el 90% del petróleo y el 80% de las reservas de carbón en el norte del país.

Todos estos sirven para entender un poco mejor el desarrollo económico del país, ya que desde el principio de la transición económica, el crecimiento en los últimos 30 años ha sido mucho más rápido y robusto en las provincias costeras que en el resto del país. Esto es debido al facilidad geográfica para desarrollar el comercio marítimo con los demás países y consecuentemente de esto, el 59% de la población total de China habita en las 5 macro regiones adjuntas a la costa suroeste. Por el contrario, las provincias del oeste (zona B), que se encuentran alejadas de la zona costeras, no están experimentando el mismo desarrollo económico que el resto del país y están sufriendo una gran diferenciación económica con las demás regiones.

RELACIONADOS